El Comercio

La boga llega al río Ibias y alarma a los pescadores de la Sociedad Las Mestas del Narcea

  • Los pescadores están muy preocupados por la presencia de la especie en el río Ibias, principal afluente del Navia

Antonio García acudió ayer al río Ibias como un día cualquiera. «Siempre pesco en esta zona», cuenta. Sin embargo, algo llamó poderosamente su atención. «Vi una bandada de peces que no son de esta zona. Me extrañó muchísimo». Eran bogas de río, un ciprínido cuya presencia en Asturias, hasta ahora, se limitaba al río Eo. «No sé cómo llegaron aquí. Sospechamos que puedan proceder del pantano de Salime y hayan subido al río a desovar», cuenta Enrique Luis Berrocal, presidente de la Asociación de Pescadores 'Mestas del Narcea'.

Los pescadores están muy preocupados por la presencia de la especie en el río Ibias, principal afluente del Navia. Temen que las bogas pongan en peligro la supervivencia de las especies autóctonas y, especialmente, de la trucha. «Lo realmente alarmante es la capacidad de reproducción de esta especie. Es abismal», señala Enrique. Las bogas de río pueden llegar a poner hasta 8.000 huevos. «Creemos que su presencia en nuestros ríos puede suponer una amenaza. Sin ir más lejos, competirán con las truchas por el alimento». Aunque los pescadores no dudan del carácter colonizador de las bogas, lo cierto es que el ciprínido no figura en el catálogo español de especies invasoras. «Es terrible. Vas a pescar y te aburres. Solo pican las bogas»,concluye Antonio García.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate