Absuelta la alcaldesa de Ibias tras ser acusada de dañar el bar de su exmarido

Absuelta la alcaldesa de Ibias tras ser acusada de dañar el bar de su exmarido
La alcaldesa, Silvia Méndez.

«Esta denuncia se puso con el único objetivo de hacer daño en lo personal y en lo político», dijo la regidora Silvia Méndez tras conocerse la sentencia

DAVID SUÁREZ FUENTE IBIAS.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Cangas del Narcea ha decretado sentencia absolutoria para la alcaldesa de Ibias, Silvia Méndez Abello, quien fue acusada de un daño contra el patrimonio por su exmarido, que la señaló como la supuesta autora de las pintadas que aparecieron en su bar.

La regidora, que ya se había declarado inocente en el juicio, se mostró ayer contenta «de que la verdad salga a la luz». Méndez Abello calificó este episodio «como uno más de los que estoy sufriendo desde que presenté la demanda de divorcio». La regidora, quien durante el proceso judicial no quiso hacer declaraciones a los medios de comunicación al considerar que se trataba de un asunto «personal», ayer quiso poner de manifiesto que esta imputación se realizó «con el único objetivo de hacer daño en lo personal y en lo político» y no dudó en referirse al que fue su marido, afirmando que «él no quiso superar, ni asimilar el divorcio». La regidora le pidió «que me deje vivir en paz» y explicó que «no sé todavía si voy a tomar acciones legales».

Por su parte, el denunciante, cuya identidad corresponde a las iniciales de V. M. G. P, aseguró durante el juicio que la persona que se veía en las cámaras de su local como en las de una librería cercana era su exmujer. «Me reafirmo, era ella, otra cosa es que las cámaras no sean legales y no sirvan como prueba», dijo, tras afirmar que estudiará en los próximos días si presenta un recurso ante la Audiencia Provincial para recurrir el fallo.

De hecho, en declaraciones a este diario, dio a conocer que «existen nuevos testigos», aunque evitó dar más detalles. El denunciante quiso dejar claro que esta situación «es complicada, incómoda, me avergüenza como padre, como marido que fui y como ibiense». El denunciante ha querido resaltar que «desde que fue a declarar al cuartel (refiriéndose a la alcaldesa) los daños cesaron», dijo.

Las pintadas en la terraza del bar que regenta el exmarido de la alcaldesa en Cangas del Narcea se produjeron en septiembre de 2017, con daños en la lona de la terraza con espray de color rojo, así como en su propio vehículo. Sin embargo, no lo denunció hasta ese momento. Entre las pintadas se podía leer la frase de «paga ladrón».

Temas

Ibias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos