Absuelto el jefe de una planta acusado de la muerte de un trabajador en Anleo

El juez le condena por un delito contra la vida y salud de los trabajadores, por el que deberá cumplir seis meses de prisión

D. S. FUENTE NAVIA.

El magistrado del Juzgado de lo Penal número 2 de Avilés ha absuelto del delito de homicidio por imprudencia grave a J. M. G. I, jefe de una planta que suministra vapor en Anleo, Navia, acusado como responsable por el fallecimiento del trabajador, L. H. V., en un accidente laboral tras la explosión de una caldera en enero de 2013. El fallo, según el documento, se debe «ante la imposibilidad de determinar la concreta causa del siniestro que provocó la muerte». El acusado, no obstante, ha sido condenado como autor de un delito contra la vida y la salud de los trabajadores.

El juez, por lo que le ha impuesto seis meses de prisión y la inhabilitación para ejercer su profesión de jefe de planta, así como la posibilidad de presentarse a un cargo público. Además, deberá pagar una multa de 2.160 euros.

De tres a cinco años

El ministerio fiscal solicitaba, junto con la acusación ejercida por los padres y hermanos del fallecido, una condena de tres años y nueve meses de cárcel, que fue elevada a cinco por la acusación de la viuda. El fallo ya ha sido recurrido por ambas acusaciones particulares y finalmente ahora ha resultado absuelto. El suceso se produjo cuando la víctima observó que el consumo de vapor de Industrias Lácteas Asturianas S. A. era elevado y el nivel de agua de una de las calderas muy alto. Por eso, extrajeron manualmente el agua, sin que la señal de alarma desapareciese. Al observarlo, decidieron telefonear al jefe, quien les indicó que debían extraer más agua. Tras realizar la operación, la alarma se apagó y la caldera arrancó.

La víctima, de 45 años, acudió a controlar las calderas en varias ocasiones durante su turno. En un momento dado, sobre las 2.40 horas, cuando L. H. V. estaba en el interior de la sala de calderas, una de las calderas explotó, ocasionándole quemaduras de segundo y tercer grado en el 90% del cuerpo y lesiones que acabaron con su vida días después.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos