«Nos acusan de una prevaricación que no existió», dicen los ediles de Somiedo

Los cuatro concejales del PSOE alegan en su defensa que es el TSJA quien elige al juez de paz. «Nosotros tan solo realizamos la propuesta»

DAVID SUÁREZ FUENTE SOMIEDO.

Cuatro concejales del PSOE del Ayuntamiento de Somiedo acudieron ayer al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Grado a declarar en calidad de investigados por la elección del juez de paz. A Alfonso Menéndez, Angelita García, José Luis Valle y Azucena Lorences se les acusa de un delito de prevaricación que, aseguran, «no cometimos».

Los ediles explicaron el procedimiento llevado a cabo para la elección del nuevo juez de paz del concejo, en el que en un primer momento aspiraban tres candidatas, de las cuales las dos seleccionadas «tenían incompatibilidad sobrevenida», dijo en la toma de declaraciones Azucena Lorences. Esta situación obligó el 6 de abril de 2016 a aplazar el procedimiento de elección del juez de paz y sus sustitutos, que se debatía en una sesión plenaria, ante las advertencias de uno de los concejales de Foro de la incompatibilidad existente al ser también trabajadoras municipales y una de ellas vocal en la parroquia rural de Saliencia. Además, según declaró Foro en el Pleno, «una de las candidatas elegidas presentó la solicitud fuera de plazo».

Dada la incompatibilidad de las dos elegidas, el alcalde convocó un nuevo procedimiento, sin haber cerrado el anterior, donde debería haber sido elegida la tercera candidata y denunciante del proceso, Sara Álvarez, sobrina de una de las concejalas de Foro.

Este nuevo procedimiento, al que se presentaron nueve candidatos, fue denunciado ante el Contencioso Administrativo número 4 de Oviedo, que lo declaró nulo al entender que había «desviación de poder» por parte del alcalde, Belarmino Fernández.

El Pleno decidió entonces volver al procedimiento inicial, donde fueron elegidas las dos trabajadoras municipales a pesar de la incompatibilidad existente, que renunciaron de inmediato al puesto judicial, y que obligó al Pleno a convocar una tercera elección para elevar la propuesta a la sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) para la elección de juez de paz y su sustituto, que ha sido resuelta de manera satisfactoria.

Los cuatro concejales explicaron que, tras la renuncia de las dos primeras candidatas, «no se podía asignar a la tercera candidata directamente». Además alegaron en su defensa que «es el TSJA quien elige a los candidatos; nosotros simplemente elevamos la propuesta», explicó una de las concejalas a la magistrada. Durante la toma de declaraciones, los concejales tuvieron que dar cuenta de los motivos que les llevó elegir a una u otra candidata, apuntando que «se tuvo en cuenta detalles como la disponibilidad, la cercanía o el conocimiento de la gente», poniendo de manifiesto que «no es necesario tener titulación para ser juez de paz», dijo Lorences.

«Politizado por Foro»

Los cuatro concejales socialistas piensan que este proceso de acusación por prevaricación «está politizado» y apuntan a Foro de querer sacar rendimiento de este procedimiento. Opinión que comparte el alcalde, el socialista Belarmino Fernández, quien insistió en que este procedimiento «esta siendo utilizado por Foro».

El primer edil avanzó, tras la declaración de sus concejales, que «hemos pedido a la juez el archivo de las diligencias previas». «Y es que estamos seguros de que tenemos razón», añadió poniendo como ejemplo que la actual juez de paz y su sustituta fueron propuestas por el Ayuntamiento y ratificadas como tales por el TSJA. «Tan mal no lo habremos hecho», apuntó el alcalde. La jueza deberá decidir si archiva la causa o eleva la acusación al Ministerio Fiscal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos