El alcalde de Degaña, Álvarez Rosón, da por roto el equipo de gobierno

Araceli Soarez y el alcalde, José María Rosón, en el Pleno. / B. G. H.
Araceli Soarez y el alcalde, José María Rosón, en el Pleno. / B. G. H.

Advierte de que no tiene confianza en las ediles socialistas, por lo que asumirá en solitario todas las competencias

BELÉN G. HIDALGO DEGAÑA.

Era un Pleno ordinario esperado, pues el último que se celebró fue en junio. Desde entonces, la situación política de Degaña se ha ido tensando. Los presupuestos salieron adelante con el voto en contra de dos ediles socialistas, Cristina Collar y Araceli Soarez, a las que hace menos de un mes que el alcalde José María Álvarez Rosón les retiró las competencias alegando «dejadez de funciones». Por otro lado, el Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) puso sobre la mesa hace apenas dos semanas una propuesta de moción de censura para que fuese debatida en sesión plenaria. Sin embargo, este debate no tuvo lugar, al no estar incluida en el orden día.

La dimisión de la edil Cristina Collar abrió el debate. Su compañera de partido, Araceli Soarez, quiso puntualizar que «tuvo lugar antes de que le fuesen retiradas las competencias». Después, la delegación de sus cargos , a raíz de la pregunta del edil del Partido Comunista de los Pueblos de España Saúl Fernández -interesado en conocer cómo estaban en la actualidad las competencias del equipo de gobierno-, embroncó el debate.

«Doy por roto el equipo de gobierno de manera oficial. Ningún concejal tiene delegada competencia alguna», afirmó el regidor. Explicó que el edil entrante tras la dimisión de Cristina Collar, Víctor Amigo, no cuenta con la confianza del alcalde y, por tanto, «no hay previsión de conferirle delegaciones ni tenencia de alcaldía».

Ante esta situación, Álvarez Rosón expuso a la Corporación que sería la Alcaldía y el Pleno los que asumiesen las competencias. La concejal del PP, María de los Ángeles Ancares, le preguntó por una posible delegación de funciones. «Estoy abierto a ello. En principio, con quien conforma el grupo socialista no». El regidor señaló que, en caso de llegar a algún acuerdo con otros grupos, no tendría más remedio que abandonar el grupo socialista porque «no tiene sentido que dentro de un mismo grupo haya concejales sin servicio encomendado y, en cambio sí las tengan concejales de otros grupos». Más allá de la realidad política del concejo, se abordaron cuestiones como la limpieza y conservación de las fincas, la redacción de un convenio para los trabajadores municipales y la necesidad de mejorar la traída de agua.

Temas

Degaña

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos