El alcalde de Degaña retira las competencias a las dos únicas concejalas de su partido

El socialista José María Álvarez Rosón anuncia que ahora comenzará a negociar con los grupos afines porque «yo solo no puedo hacerme cargo»

DAVID SUÁREZ FUENTE DEGAÑA.

Crisis en el gobierno municipal de Degaña después de que el alcalde, el socialista José María Álvarez Rosón, se haya quedado solo al frente del Consistorio tras retirarle las competencias delegadas a sus únicas compañeras de partido y miembros del ejecutivo, las ediles Cristina Collar y Araceli Soarez.

Lo hace argumentando «la mala relación existente en el seno del gobierno», formado hasta ahora por el propio alcalde y las dos concejalas socialistas citadas. El regidor ha asegurado que dio un voto de confianza durante el verano a ambas tras haber votado en contra de los presupuestos el pasado mayo, cuando el regidor sacó adelante las cuentas gracias al apoyo de los dos concejales de IU, los dos del Partido Comunista y el edil de Foro, y con la abstención de la única concejala del PP. Un voto en contra de sus compañeras que entonces justificaron con que «no participamos en la elaboración de ese presupuesto».

El regidor asegura que «ellas no se ocupaban de sus competencias y, por eso, me he visto obligado a romper el gobierno». El alcalde aclaró también que no consultó en su momento a las concejalas sobre las cuentas municipales ya que «si ellas se ocupasen de los servicios nadie tendría que preguntarles». El regidor argumenta además que «durante estos meses he intentado revertir la situación pero no ha sido posible».

A ambas concejalas les pilló por sorpresa esta retirada de competencias. «Me llegó por carta certificada sin que nadie me informase antes», explicó Soarez a LA VOZ DE AVILÉS. «Voy a seguir trabajando como concejala por mis vecinos y no me voy a ir del PSOE», advirtió la edil.

Por su parte Cristina Collar, quien ha presentado la renuncia a su acta de concejal antes de recibir la carta, ha asegurado que «dimití antes de que él (en alusión al alcalde) me retirasede competencias». Y aunque todavía no se ha hecho efectiva esa renuncia, al no haberse celebrado el Pleno, podría ser sustituida por el número cuatro de la lista a las elecciones municipales de 2015, Víctor Amigo. Collar reconoció que existe un distanciamiento con el alcalde porque «no comparto el modelo de gestión». La edil acusó a Álvarez Rosón de no consultarles nada ya que «él tiene sus propios amigos y no nos necesita», apostilló.

La concejala ha asegurado que la FSA ha estado al tanto de su abandono porque «he estado esperando a irme porque me lo pidió el partido». Finalmente, explicó, que decidió abandonar el Ayuntamiento porque «no quiero que me achaquen los problemas del pueblo».

Por su parte el regidor no ha informado de la retirada de competencias personalmente a sus compañeras ni a la gestora de la agrupación socialista local ni a la dirección regional.

Por ahora, el gobierno municipal quedará formado tan solo por el alcalde, quien en los próximo días entablará conversaciones con el resto de grupos para ofrecerles las concejalías que ha quitado a sus compañeras de partido. El alcalde explicó que comenzará la negociación con los grupos afines, que le ayudaron a sacar a delante el presupuesto (IU, PC y Foro), para delegar esas competencias ya que «yo solo no me puedo hacer cargo», apuntó.

La corporación está compuesta por nueve concejales y se queda, de momento, con un solo miembro en el gobierno municipal, el alcalde, que deberá lidiar en solitario, y buscar apoyos con la oposición, para sacar adelante el concejo.

Esta situación no es nueva para Álvarez Rosón que logró alcanzar la alcaldía gracias a las abstenciones de los miembros de la oposición, con quienes ha mantenido en este mandato muy buena relación, permitiéndoles incluso ocuparse de alguna de las delegaciones de las dos ediles socialistas que «tenían desatendido el servicio», según insistió el regidor.

Álvarez Rosón negó con rotundidad que vaya a abrir cualquier tipo de expediente para expulsar del grupo municipal a Soarez, quien ha manifestado su intención de quedarse. «Es decisión suya quedarse en el PSOE o irse», dijo el alcalde. Está previsto que el Pleno, en el que se tramitará la baja de Collar, pueda celebrarse este mismo mes de septiembre, aunque la jubilación de la secretaria podría retrasarlo.

Temas

Degaña

Fotos

Vídeos