El alcalde propone los almacenes de pescadores para el Museo del Calamar

Almacenes de pescadores donde se pretende ubicar el museo.
Almacenes de pescadores donde se pretende ubicar el museo. / D. S. F.

Cepesma aplaude la nueva ubicación, aunque los profesionales deberán dar el visto bueno para trasladarse a las afueras de Luarca

DAVID SUÁREZ FUENTE LUARCA.

Los actuales almacenes de pescadores de Luarca son la nueva ubicación que el equipo de gobierno de Valdés propone para la instalación del Museo del Calamar Gigante. Lo hace sin descartar las otras dos opciones, dos fincas de Villar, a expensas de que los profesionales de la pesca accedan a trasladarse a una nave a las afueras del pueblo. «Podrían ubicarse en el polígono industrial o en una nueva nave en una de las dos parcelas de Villar», aseguró el alcalde, el socialista Simón Guardado, quien tiene pendiente llevar a cabo una reunión con los pescadores para las próximas semanas. En este encuentro pretende despejar la futura ubicación del equipamiento.

Los almacenes de los pescadores se ubican en un edificio de aproximadamente 2.000 metros cuadrados distribuidos en una planta baja y dos alturas, además de la parte superior que explota un conocido restaurante. El inmueble alberga en la actualidad los aparejos y utensilios de los profesionales del mar, un espacio que ahora les queda pequeño y que no tiene buen acceso, ya que los amarres no se ubican en esa zona del puerto y los pescadores deben rodear todo el muelle para llegar hasta el almacén.

Guardado cree que esta opción «es idónea», y considera que «cuenta con muchas posibilidades de llevarse a cabo». El gobierno pretende reunirse próximamente con los pescadores, aunque todavía no hay fecha para el encuentro, y llegar a un acuerdo. En la reunión también estará presente el responsable de la Coordinadora para el Estudio y la Protección de las Especies Marinas (Cepesma). El alcalde señala además que «el edificio propuesto para la nueva ubicación puede albergar también otros servicios como Salvamento Marítimo o Cruz Roja dada su proximidad al puerto».

«Buena propuesta»

El presidente de la Cepesma, Luis Laria, valora de manera muy positiva esta opción. «Es una buena propuesta», dijo agradeciendo al alcalde que mantenga el interés por buscar la mejor ubicación para el museo. Los almacenes de los pescadores se encuentran ubicados justo al lado del Museo del Calamar Gigante que en febrero de 2014 destrozó el temporal, aunque este edificio «está más resguardado y fuera del impacto del oleaje», según señala Laria, quien pone de manifiesto que este edificio «es una obra hecha con cabeza», menospreciando el diseño del antiguo edificio.

Laria cree que cualquier propuesta que atraiga consigo un número importante de visitantes «debe estar ubicada en una zona con repercusión social», y, a su juicio, el muelle es una zona idónea, que dinamizaría el centro de la villa y que beneficiaría a la hostelería luarquesa.

Desde Más Luarca Valdés, colectivo que impulsó la recuperación de este equipamiento en la villa, creen que la nueva ubicación «debe contar con el apoyo y el consenso de Cepesma». Su portavoz, Tino Ron, cree que todavía «está en un proceso de información», por eso descarta valorar la idoneidad del inmueble.

Temas

Luarca

Fotos

Vídeos