Un área recreativa con vistas a la balsa de la mina

Los operarios inician la reparación del área recreativa de Tormaleo reponiendo las barandillas de madera deterioradas. /  B. G. H.
Los operarios inician la reparación del área recreativa de Tormaleo reponiendo las barandillas de madera deterioradas. / B. G. H.

BELÉN G. HIDALGO TORMALEO (IBIAS).

El área recreativa de Tormaleo pronto cambiará de aspecto. Las barandillas que delimitaban este espacio apenas se sostenían tras años haciendo frente a las inclemencias del tiempo que imperan a más de mil metros de altura. La misma suerte corrieron las papeleras; algunas de ellas habían desaparecido dejando como rastro el esqueleto de metal sobre el que se sustentaban. Las mesas y bancos a duras penas resistirían otro invierno. «Las obras son muy necesarias debido al paso del tiempo y al hecho de que están a la intemperie, que deteriora mucho las instalaciones», argumentaba la alcaldesa ibiense, Silvia Méndez Abello.

La dirección general de Montes e Infraestructuras Agrarias del Principado de Asturias ha destinado 51.433, 92 euros a la mejora de tres áreas recreativas en el concejo y, de ellas, es Tormaleo la que mayor inversión recibe. Se repondrán las barandillas del área recreativa de San Antolín y del entorno del Aula de la Naturaleza. En el caso de Tormaleo, además, se instalarán mesas con sus respectivos bancos y se colocarán parrillas y un contenedor de basura que se alojará en un cubrecontenedores.

«Una reivindicación lógica»

Si bien es cierto que renovar el mobiliario del área recreativa era una de las demandas de los vecinos, lo que verdaderamente preocupa a los lugareños es modificar el paisaje que rodea la Campa de Tormaleo. «Estaba muy deteriorada, es verdad; pero lo que más prisa corre es acometer las obras de restauración de los alrededores», afirma José María Fernández Cadenas, presidente de la junta vecinal.

Frente al área recreativa el paisaje continúa siendo negro, la herida de la mina a cielo abierto en el pueblo aún es visible. Los vecinos reclaman que finalicen las obras de restauración ambiental cuanto antes. «Estas obras, por supuesto, se agradecen, ¡pero, qué vistas hay alrededor del área recreativa!, sostiene el representante de los vecinos. Las mesas y sillas del área recreativa miran hacia la enorme balsa de agua de la explotación minera, cuyos vecinos mantienen vigilada por miedo a que se desborde si arrecian las lluvias. «No creo que seamos tan reivindicativos. Lo que pedimos es absolutamente lógico», reitera Fernández Cadenas.

A mediados de septiembre, el Ayuntamiento ibiense mantenía una reunión con el Principado. En ella, el consejero de Industria y Turismo, Isaac Pola, afirmaba que a finales de año, el Gobierno regional tendría listo un estudio relativo a las condiciones de seguridad en el área noroeste de Tormaleo para establecer criterios técnicos sobre los que asentar un plan de restauración tan esperado como necesario. «Para el Ayuntamiento de Ibias sigue siendo vital», concluye la regidora.

Fotos

Vídeos