Brindis por Juan Manuel Redondo

Luis Buitrón, Beatriz Pérez, María Jesús Álvarez y José Víctor Rodríguez descubren la placa en la sede de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Vino de Cangas. / B. G. H.
Luis Buitrón, Beatriz Pérez, María Jesús Álvarez y José Víctor Rodríguez descubren la placa en la sede de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Vino de Cangas. / B. G. H.

Un año después de su repentina muerte, el Consejo Regulador trabaja en las bases del primer concurso de vinos atlánticos internacional | La sede de la DOP Vino de Cangas llevará el nombre de quien fue su presidente

BELÉN G. HIDALGO CANGAS DEL NARCEA.

Era uno de sus sueños. Hoy es una realidad. Cuando se cumple un año de la repentina muerte del que fuera presidente de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Vino de Cangas, Juan Manuel Redondo, amigos y familiares se reunieron para rendirle un homenaje póstumo en la que será la sede de la DOP Vino de Cangas y que llevará su nombre en reconocimiento a su labor para recuperar los viñedos de la comarca y promocionar los caldos cangueses. Este espacio se localiza en las instalaciones de la antigua escuela-taller, ubicada en el Barrio Nuevo. Cuenta con una oficina, sala de catas y reuniones y un laboratorio. «No se nos ocurre mejor homenaje que seguir trabajando. Juan había luchado mucho por ello y ahora ve, por fin, la luz», afirmó su sucesora, Beatriz Pérez, actual presidenta de la DOP.

Al homenaje póstumo acudió la consejera de Desarrollo Rural, María Jesús Álvarez, quien ensalzó la figura del enólogo, al encontrar en el sector vitivinícola de la comarca una vía para su desarrollo económico. «Tuvo claro que el camino a recorrer pasaba por recuperar la tradición y, al mismo tiempo, incorporar la innovación», señaló Álvarez. Unas palabras que también subrayó el primer edil, José Víctor Rodríguez, «sin él, los últimos 18 años no hubiesen sido lo mismo para el vino de Cangas. Redondo amaba el vino de Cangas, hablaba de él con pasión, movía su vida», dijo.

Desde el Consistorio cangués se dan los últimos pasos para reconocer la figura de Juan Manuel Redondo con el título de Hijo Predilecto de Cangas del Narcea. La rehabilitación de las instalaciones de este nuevo espacio, con cargo a los fondos mineros, «será el centro formativo que tenga Cangas y el suroccidente asturiano para formar a aquellas personas que quieran hacerlo sin tener que irse fuera», dijo Rodríguez. Mientras esa oferta formativa llega, este nuevo espacio permitirá realizar cursos, catas...todo lo necesario para impulsar el vino de Cangas.

Las plantas madres

Tras descubrir la placa, autoridades, amigos, familiares, bodegueros y productores de la comarca visitaron las instalaciones y la finca anexa donde se cultivan las plantas madres de las variedades autóctonas del vino de la comarca. «Es el resultado de una investigación de ocho años en el Serida para seleccionar los mejores clones de las variedades de la zona y poder plantarlas en todos los viñedos de la DOP», explicó Beatriz Pérez. Pero el reconocimiento a la figura de Juan Manuel Redondo no terminó en la mañana de ayer. Durante el homenaje, la DOP anunció que está trabajando para dar forma a las bases del que será el I Concurso de Vinos Atlánticos internacional bajo el nombre 'Juan Manuel Redondo, Tsana' y que tendrá su sede en Cangas del Narcea.

Primer certamen

La organización estima que esta cita pueda ser una realidad en junio del próximo año. Contará con Luis Buitrón, vicepresidente de la Federación Española de Enólogos, como director técnico. Según explicó Beatriz Pérez, los caldos cangueses pertenecerían a este tipo de vinos, que se caracterizan por ser unos vinos con acidez y frescura, con no muy alta graduación y que se da en regiones como Galicia, Cantabria, País Vasco o Portugal. «Pretendemos que Cangas sea la cuna de los mejores vinos atlánticos del mundo. Juan era un loco de estos vinos y queremos que se ganen medallas que lleven su nombre», concluyó la presidenta de la DOP.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos