El Camino Primitivo se reivindica con una marca de calidad propia

El Camino Primitivo se reivindica con una marca de calidad propia

Este 2017 se han puesto en marcha 23 de las 80 medidas del Libro Blanco

B. G. H.

La Casa de Cultura tinetense acogía ayer la Mesa del Camino Primitivo, una reunión que sirve para dar cuenta de las acciones que se han ido poniendo en marcha a lo largo de este 2017 para continuar promocionando esta ruta jacobea. La directora general de Patrimonio Cultural, Otilia Requejo, anunciaba que el Principado había puesto en marcha 23 de las 80 medidas incluidas en el Libro Blanco del Camino de Santiago, creado para revitalizar todos los itinerarios de la ruta jacobea a su paso por Asturias.

Según Requejo, el Libro Blanco del Camino es un programa «ambicioso» que se está ejecutando sobre diez grandes líneas de actuación. Se ha desarrollado un visor geográfico con el que recopilar información sobre las incidencias detectadas en la ruta permitiendo planificar las mejoras a realizar. Además, se ha puesto en marcha el acondicionamiento de varios tramos y se trabaja en el refuerzo de la señalización de aquellas zonas en las que el Camino coincide con alguna carretera y que resultan «más peligrosas». «Se ha avanzado también en la creación de una señalización homogénea junto a Galicia, para evitar confundir a los peregrinos», explicó la directora general. La promoción turística y cultural del Camino Primitivo son otras dos líneas de actuación. En este sentido, Requejo adelantó que se encuentra «en fase de estudio, en coordinación con la Iglesia, la apertura de monumentos vinculado con el Camino».

Laureano García, presidente de la asociación de Amigos del Camino de Santiago Astur - Galaico del Interior, ponía en valor la creación de una marca de calidad que distinga el Camino Primitivo y aquellos establecimientos o servicios que se presten al peregrino en todo este territorio. «Se trata de un sello circular con la alegoría de Alfonso II El Casto, el primer peregrino», explicaba. Aprobada su creación, faltaría regular su funcionamiento. «Nos gustaría que también sirviese para unificar el sellado de las credenciales a lo largo de todo el Camino Primitivo», concluía.

Otra de las propuestas en la que están trabajando las diferentes asociaciones de amigos del Camino es en la edición de un mapa-guía que recoja los datos más básicos para el peregrino: puntos de apoyo, albergues… «Sería desplegable, del tamaño de una credencial, para que se pueda llevar en cualquier mochila», contaba Laureano García.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos