Cangas estrena el teleictus, que «va a salvar vidas»

Un momento del simulacro, en el que se recreó el funcionamiento del protocolo, que conecta con el equipo de neurólogos del HUCA. / B. G. H.
Un momento del simulacro, en el que se recreó el funcionamiento del protocolo, que conecta con el equipo de neurólogos del HUCA. / B. G. H.

El nuevo servicio, que beneficiará a treinta enfermos al año, permitirá iniciar cuanto antes su tratamiento en el hospital Carmen y Severo Ochoa | Los pacientes serán atendidos a distancia por neurólogos del HUCA y Cabueñes

BELÉN G. HIDALGO CANGAS DEL NARCEA.

Todo está preparado en el Hospital Carmen y Severo Ochoa para la puesta en marcha del protocolo teleictus. A partir del lunes, el Área Sanitaria II dispondrá de este programa de telemedicina que permitirá explorar a distancia a los pacientes que acudan al centro hospitalario con la sospecha de sufrir un ictus. Este sistema funciona a través de cámaras de vídeo conectadas con los centros de referencia asturianos para el tratamiento de esta patología, que son el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) y el Hospital Universitario de Cabueñes. Allí, un neurólogo realizará una exploración a distancia del paciente, lo que le permitirá detectar la existencia del ictus de forma más rápida. Confirmada ésta, se procederá en el mismo hospital a su tratamiento, sin necesidad de trasladar al paciente.

«Hablamos de equidad en el tratamiento y de algo importantísimo: disminuir tiempos para iniciar cuanto antes la recuperación. Con ello, aumentan las posibilidades de mínimas secuelas», subrayaba el consejero de Sanidad, Francisco del Busto, que visitó la consulta habilitada en la Unidad de Urgencias del hospital comarcal para este programa. Desde allí asistió a la simulación de una de estas exploraciones a distancia con el HUCA.

El tiempo resulta un factor clave a la hora de aplacar un ictus y garantizar la efectividad de los tratamientos, así como la evolución de los pacientes y la reducción de las posibles secuelas de la enfermedad. Si se actúa en las primeras horas, se puede conseguir que la mayoría de los afectados se recuperen y mantengan todas sus capacidades.

Así, el gerente del Área Sanitaria II, Carlos Pintado, no dudó a la hora de afirmar que se trata de «un paso de calidad más que de cantidad. Es un avance importante para el paciente: la recuperación es más rápida y de más calidad. Además, recuperarán en un porcentaje altísimo la movilidad», subrayó. El gerente estimó que podrían beneficiarse de este protocolo alrededor de treinta pacientes al año. En Asturias, según la Consejería de Sanidad, el ictus supone la muerte de unas 900 personas al año. Es una de las principales causas de fallecimiento.

Podemos: «Por fin llega»

Del Busto explicó que este programa de telemedicina se implantará en el próximo semestre en el Hospital de Jarrio (Área Sanitaria I) y el de Arriondas (Área Sanitaria VI). El teleictus es una de las novedades de la última actualización del Código Ictus, con el que se pretende llevar este protocolo de actuación a las alas de la región.

Emilio León, portavoz parlamentario de Podemos, celebraba que «por fin se equipare la atención que va a recibir una persona que tenga un accidente cerebrovascular en Cangas del Narcea o en el oriente con alguien que lo sufra en el centro». Sin embargo, lamentó que hubiese tenido que «pasar tanto tiempo para que se tomen en cuenta propuestas razonables como esta», concluyó.

En esta línea, José Luis Raventós, portavoz de la plataforma SOS Ictus, no ocultaba su satisfacción ante la puesta en marcha de este sistema «que va a salvar muchas vidas». SOS Ictus impulsó esta iniciativa en 2015 y la trasladó a todos los grupos parlamentarios, que la apoyaron por unanimidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos