«Cangas del Narcea puede ser un Silicon Valley, tiene productos extraordinarios»

Juan José Morodo, pregonero de las fiestas de El Carmen. / E. C.

Juan José Morodo, pregonero de las fiestas de El Carmen: «Son celebraciones que se viven en la calle y este año, al caer en fin de semana, van a ser una verdadera locura», afirma el periodista económico

BELÉN G. HIDALGO CANGAS DEL NARCEA.

Juan José Morodo (1956) es un cangués orgulloso de su tierra. Subdirector del diario económico 'Cinco Días', presume de sus raíces por donde va y siempre que puede pone rumbo a Cangas para disfrutar de una de sus pasiones: la pesca en el río Narcea. Mañana será el encargado de dar el pistoletazo de salida a las fiestas de El Carmen y la Magdalena.

-¿Cómo recibió la noticia?

-Me llamaron por teléfono. Fue una sorpresa. No solo no me lo esperaba, ni siquiera me lo me imaginaba. No sabía que estuviera propuesto. Estoy tremendamente agradecido como cangués a la Comisión de Festejos por acordarse de mí.

-¿Cómo recuerda aquellas fiestas de El Carmen en las que aún vivía en el concejo?

-Lo recuerdo como algo que se va calentando poco a poco. Vas notando el ambientillo, cómo se va desatando... Lo especial de estas fiestas es que es imposible no enterarte porque hay voladores. Con las novenas ya comienzan las tiradas y cuando oyes la primera, te emocionas. Son fiestas que se viven en la calle.

-¿Pertenece a alguna peña?

-Tengo gran cariño a todas ellas, pero no pertenezco a ninguna. Tengo un cariño especial a la Peña El Arbolín, pues mi padre fue uno de los fundadores. También, a las clásicas, como la Amistad, La Alpargata, Barriga Hubiera... Soy artesano.

-¿Cómo lleva los preparativos del pregón? ¿Tiene algo redactado?

-Los periodistas lo dejamos todo para última hora. Tengo alguna nota tomada, pero no tengo nada redactado. No sé muy bien cómo lo voy a plantear. Supongo que con algún recuerdo, con alguna alusión a la actualidad, a las descargas... Serán unas fiestas extraordinarias porque coinciden fin de semana. Va a ser una verdadera locura.

-A propósito de la situación del concejo, ¿existe futuro sin la minería?

-La minería es una cosa que se acaba, pero hay muchas posibilidades más. Las empresas del ámbito rural son una opción clara. El Parador de Corias tiene que funcionar como una locomotora. También se pueden aprovechar los recursos naturales: la ganadería da unas carnes que son de las mejores del mundo. El río Narcea tiene unas posibilidades enormes para la pesca y puede atraer actividad económica. La minería fue una gran riqueza, pero muy costosa.

-¿Cómo podrían desarrollarse nuevas iniciativas empresariales en Cangas del Narcea?

-Pequeñas empresas se pueden desarrollar en cualquier sector. No hace falta un Silicon Valley, pero Cangas puede serlo de ciertos productos que son extraordinarios. Es fundamental crear marca para dar salida a productos como las carnes y el vino. Se debería hablar de poner en marcha el matadero. El vino puede dar de sí muchísimo. En algunas ciudades de España se hicieron fortunas con él. Rueda creció alrededor de las viñas y de un cuidado minucioso de la calidad de los productos. Cangas no tiene ningún problema de calidad. Se están produciendo vinos magníficos, especialmente los blancos.

-¿Qué papel deben desempeñar las diferentes administraciones?

-La Administración lo que tiene que hacer es no poner dificultades. Con eso es suficiente. Debe crear el marco adecuado para que los empresarios puedan desarrollar su actividad y facilitar infraestructuras a un buen precio. La iniciativa privada tiene que funcionar y la sociedad civil tiene mucho que hacer. La puesta en marcha de la presa del Prao El Molín es un ejemplo: hubo iniciativa de los ciudadanos y también del sector público.

Fotos

Vídeos