El carnaval de Salas toma impulso

Los Picapiedra, ganadores del desfile salense, posan junto a su 'troncomóvil', su coche prehistórico. / D. S. FUENTE
Los Picapiedra, ganadores del desfile salense, posan junto a su 'troncomóvil', su coche prehistórico. / D. S. FUENTE

Veintidós carrozas y artilugios participan en el desfile, recuperado el año pasado | «En 2017 solo hubo tres vehículos adornados, por lo que es todo un éxito», dice la comisión de fiestas, que quiere volver «al antroxu de los ochenta»

DAVID SUÁREZ FUENTE SALAS / ORTIGUERA.

Los Picapiedra, con su troncomóvil, fueron los ganadores del desfile del carnaval de Salas al obtener 59 puntos del jurado. Por su primer puesto se llevaron 250 euros. Concluía así un desfile en el que se pudo ver osos polares, pingüinos y hasta una morsa en una carroza que llevaba incorporado un iglú y en la que iban también esquimales pescando en un foso hecho en el hielo. Otros, en cambio, desafiaron al frío y niños y mayores se pusieron el bañador y el flotador para tirarse a una ficticia piscina municipal. Su carroza, que logró 38 puntos, se llevó el segundo premio, de 150 euros. Tampoco faltaron disfraces tradicionales, como los de piratas o los de vaqueros en una fiesta en la que participaron vecinos a título individual, pero también en grupo, con artilugios rodantes en los que se pudo ver un barco vikingo, que se llevó el tercer galardón (50 euros) al obtener 28 puntos.

En total desfilaron veintidós carrozas y artilugios rodantes. Todo «un éxito», en palabras de José Antonio Martínez 'Pin', miembro de la comisión de fiestas. El año pasado, cuando rescataron el carnaval, «apenas hubo tres. Por eso, la recuperación de esta fiesta ha logrado su objetivo: recobrar el olvidado carnaval salense de los años ochenta». La comisión calcula que participaron unas 300 personas, pero es que en las calles también fueron muchos los que no quisieron perderse el colorido recorrido.

El carnaval lo organiza la comisión de fiestas, en colaboración con el Ayuntamiento y el comercio local. El alcalde, Sergio Hidalgo, valoró el desfile de manera muy positiva y aseguró que lo seguirán apoyando.

El desfile salió de la plaza de La Campa, a donde regresó tras realizar un recorrido por las calles de la villa, acompañado por la charanga local L'Astruendo. Al finalizar, la comisión -que se vistió de cordobeses y de la Naranja Mecánica- repartió chocolate y celebró una verbena hasta altas horas de la mañana en la plaza de la iglesia. Estuvo animada por Versión Original, que también participó en el desfile con un camión adornado.

De cine

En Ortiguera, en el concejo de Coaña, el desfile resultó de cine. Y es que la asociación de vecinos decidió decorar la Casa de Cultura con motivos relacionados con el séptimo arte. El cine también centró el desfile. Y es que los organizadores del antroxu, que cumple su décima edición, lo dedican cada año a una temática concreta. En esta ocasión, además, se mostraron los diez carteles que han ilustrado la fiesta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos