Castropol creará una ruta para lucir el cañón del Eo

El cañón del Eo, custodiado en los depósitos municipales . /  E. C.
El cañón del Eo, custodiado en los depósitos municipales . / E. C.

La pieza de artillería, de la primera mitad del siglo XVIII, formó parte de la defensa española durante la Guerra de Independencia

BELÉN G. HIDALGO CASTROPOL.

El cañón del Eo permaneció en el arenal de la playa del Cañón, en Figueras, durante siglos. Con motivo de las obras del puente de los Santos, en 1989, fue trasladado a un almacén del Servicio de Fomento, ubicado en La Ronda, en el concejo de Valdés, y no sería hasta 2014, durante la elaboración del inventario de Artillería Histórica de Asturias, que esta pieza de artillería de la primera mitad del siglo XVIII fuese rescatada del olvido. Ahora, el Ayuntamiento de Castropol lo ha recuperado y ha pasado a formar parte del patrimonio municipal.

«Se encuentra guardados en nuestros depósitos para que la superficie del cañón no resulte dañada. El hito ha sido su recuperación. Ahora, se inicia una segunda fase de conservación y puesta en valor de la pieza», explica Valentín Álvarez, técnico en Patrimonio y Arqueología del Conflicto y responsable del proyecto de recuperación. El cañón ha sido colocado sobre unos armazones de madera, construidos especialmente para él, con el fin de aislarlo del suelo. Su envergadura, próxima a los cuatro metros de longitud, lo convierte en el cañón de mayores dimensiones de la región.

Según ha explicado Ramón González, edil de Obras del Consistorio castropolense, «ya se ha recuperado, ahora se iniciaría una segunda fase en la que habría que restaurarlo. Por otro lado, una comisión de trabajo de Figueras analiza la ubicación que, probablemente, sea en La Atalaya», adelanta.

En paralelo, el Ayuntamiento de Castropol está trabajando en la creación de una ruta que, recorriendo la costa, permita disfrutar de los restos arqueológicos de las fortificaciones antiguas que protegían la ría del Eo en la vertiente asturiana. «La tradición oral dice que este cañón se recuperó del arenal y pertenecía a la Guerra de Independencia. Cuentan que los españoles al ver que los franceses iban a ocupar la posición, tiraron la artillería al agua», cuenta Álvarez.

El recorrido de esta senda por las fortificaciones de Castropol, según González, «aprovecharía el trazado de la senda costera haciendo una parada en el fuerte de Arroxo, la Punta de la Cruz y el campo de concentración de Arnao». Se trata de una ruta que permitirá un paseo por el tiempo, atravesando cerca de tres siglos de historia.

Fotos

Vídeos