Los concejales no adscritos de Valdés piden al bipartito un plan arqueológico

D. S. F. LUARCA.

Los concejales no adscritos de Valdés piden al Gobierno municipal un plan arqueológico local propio. Lo hacen tras el trabajo de restauración de los cañones ubicados en la batería de la Atalaya, que ha realizado el bipartito y que servirá para impulsar un museo al aire libre que fomente el turismo dando a conocer la historia de la villa.

El portavoz de los ediles no adscritos, José Modesto Vallejo, alabó el trabajo de recuperación de este armamento, de los siglos XVI y XVII, y cree que «Valdés debe inventariar todos sus elementos de interés», elaborando una hoja de ruta para su recuperación, tal y como ha hecho con este armamento.

El edil recordó que el concejo valdesano cuenta con numerosos elementos arquitectónicos aún por estudiar, «muchos de los cuales podrían ser recuperados», apuntó Vallejo, proponiendo que se pongan a disposición de los visitantes. Entre estas propuestas se encuentra la de poner en valor los diferentes castros del concejo, aún sin excavar, así como diferentes elementos arquitectónicos como es el caso de la muralla defensiva de la Atalaya, que podría convertirse en otro elemento añadido a esta propuesta arqueológica. «Podría ser un revulsivo turístico junto a estos cañones cuya historia ya se ha dado a conocer en los paneles informativos», manifestó.

Vallejo pidió al gobierno local valdesano que «luche por tener un plan arqueológico que haga de nuestro concejo un referente en este ámbito», más aún cuando la Dirección General de Patrimonio del Principado, según Vallejo, «está paralizada desde hace años». Según criticó el portavoz de los no adscritos, «no desarrolla ningún tipo de iniciativa o acción». El edil puso de manifiesto que el actual gobierno valdesano «debe tener iniciativa y ganas de trabajar», unas virtudes, según criticó, «que no abundan en el seno socialista».

Fotos

Vídeos