Un año de cárcel para la médica que atendió a la niña que murió de asfixia por una palomita

La facultativa, en los juzgados de Oviedo./Daniel Mora
La facultativa, en los juzgados de Oviedo. / Daniel Mora

El juez inhabilita a la facultativa por un periodo de tres años y obliga a indemnizar con 130.000 euros a los padres de la menor

Olaya Suárez
OLAYA SUÁREZGijón

El titular del juzgado de lo Penal 1 de Oviedo ha condenado a un año de cárcel y tres de inhabilitación profesional a la médica del Hospital Central Universitario de Asturias (HUCA) que atendió a la niña de 19 meses que días después murió por asfixia de un grano de palomita. Además, deberá indemnizar a los padres de la menor con 130.000 euros, cuantía que «pretender reparar un daño, sin duda alguna irreparable, como es el fallecimiento de una niña», recoge la sentencia.

El juez considera que la facultativa médica cometió «una imprudencia grave». Estíbaliz V. D. «minusvaloró el episodio de atragantamiento, la hipoventilación pulmonar», siendo su conducta «constitutiva de un delito de homicidio imprudente por imprudencia grave profesional». Señala que «no atendió a la niña con el arreglo de 'lex artis', puesto que tuvo ocasión de acordar la broncoscopia y no lo hizo».

El suceso tuvo lugar en 2013 en la casa familiar de Luiña, en el concejo de Ibias, y los padres siempre defendieron que a la menor se le debió realizar una broncoscopia, una técnica que, según la acusación, hubiera permitido extraer a la niña el grano de maíz del pulmón. No obstante, pediatras y peritos que testificaron en el juicio respaldaron el proceder de la médica, que se declaró inocente de las acusaciones de imprudencia.

Ante el juicio que se celebró el pasado mes de noviembre, la Fiscalía solicitó para la procesada una condena de un año y medio de cárcel y cuatro de inhabilitación profesional, mientras que la acusación particular elevó la petición a cuatro años de prisión y seis años de inhabilitación.

En contexto

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos