Controlados los incendios de Onón y Otás, donde siguen las labores de refrigeración

B. G. HIDALGO CANGAS DEL NARCEA.

Aunque hayan pasado más de 48 horas, los bomberos aún continúan trabajando en Onón y Otás. Si bien es cierto que ambos focos están controlados, efectivos de bomberos de los parques de Cangas del Narcea y Tineo se mantienen desplegados en ambas localidades del concejo cangués llevando a cabo labores de refrigeración. A lo largo de los próximos días continuarán enfriando el terreno que fue arrasado por las llamas el pasado jueves. En estas labores intervienen desde entonces medios terrestres y varias cooperativas forestales.

En Otás ya comenzaron a acotar el perímetro afectado por el incendio que se inició la noche del miércoles. No obstante, se desconoce por el momento cuántas habrían sido las hectáreas afectadas y tampoco se ha podido determinar el origen.

En la madrugada del sábado saltaba de nuevo la alerta en Cangas del Narcea. Sucedía en las inmediaciones de Onón, a aproximadamente un kilómetro de esta localidad, debajo del pueblo de Sillaso. Según indican fuentes del Servicio de Emergencia del Principado de Asturias (SEPA), fue allí donde se registró un conato de incendio en el que las llamas quemaban media hectárea de monte raso y matorral. Eran las 2.42 horas cuando los bomberos acudían a la zona para extinguir un fuego que no tardó en declararse controlado. En ningún momento, afirman, corrió riesgo alguno la población.

Fotos

Vídeos