La Corporación de Valdés defiende autorizar perros en dos playas

Un perro juega con un palo en la playa de Campiechos en Cadavedo. / D. S. FUENTE
Un perro juega con un palo en la playa de Campiechos en Cadavedo. / D. S. FUENTE

El equipo de gobierno solicita informes técnicos para poder tomar una decisión sobre la propuesta de la protectora

DAVID SUÁREZ FUENTE LUARCA.

La Corporación municipal de Valdés ve con buenos ojos la propuesta realizada por la Asociación Protectora de Animales sin Hogar de Valdés, que solicitó al Ayuntamiento la posibilidad de que destine dos playas del concejo, la de Campiechos en Cadavedo y la de Sabugo en Otur, al uso de perros en la temporada estival.

Lo hizo amparándose en uno de los artículos de la ordenanza municipal sobre tenencia y protección de animales, que aunque prohibe los canes en los arenales, deja abierta la posibilidad de que «se acoten zonas para perros sueltos», dijo Andrea Nogueira, presidenta del colectivo.

Los grupos de la oposición ven bien esta propuesta «en casi todos los Ayuntamientos hay playas para perros», dijo José Modesto Vallejo, veterinario y portavoz de los concejales no adscritos, quien puso de manifiesto que «a mi me encanta ir con el perro a la playa, pero cumpliendo la ley». En la misma línea se manifestó el portavoz de Unión Renovadora Asturiana (URAS), Balbino Suárez Cortina, quien cree que es correcto permitir el paso de animales en los arenales que no son muy utilizadas «siempre y cuando los dueños se comporten», apuntó valorando positivamente las dos propuestas realizadas por la protectora del concejo.

Sondear a los vecinos

Por su parte al portavoz de los populares, Carlos Adaucto Iglesias, le parece una idea positiva aunque «habrá que preguntarle a los vecinos de la zona que les parece», dijo, asegurando que «sería bueno elegir una playa sin usuarios».

Los dos arenales propuestos «apenas tienen afluencia», afirmó la presidenta de la protectora quien expuso que además «hay alternativas cercanas, como las playas de Otur y La Ribeirona, para que la gente pueda ir sin mascotas».

Desde el equipo de gobierno, el edil de IU, Gumersindo Cuervo, cree que la propuesta «es aceptable», siempre y cuando «los propietarios cumplan las normas generales». Por su parte el alcalde, el socialista Simón Guardado, aseguró a EL COMERCIO que «estamos estudiando la propuesta» y anunció que ya ha solicitado informes técnicos. «Es una idea a la que no nos oponemos pero hay que estudiarlo», advirtió.

La presidenta de la protectora cree que su propuesta «es razonable»,y aunque una de las playas, la de Campiechos, es de piedras, ofrece la posibilidad a los dueños de mascotas «de disfrutar en verano del mar sin molestar a nadie». Y es que, según dijo Nogueira, «en verano no podemos ni pasear con nuestros perros por el paseo», un lugar por el que según la normativa se prohibe el paso de mascotas.

De ser aceptada esta propuesta de las playas para perros, Valdés se sumaría a otros concejos del occidente que como El Franco y Cudillero ya cuentan con una zona costera en la que se permite el paso de perros y es un atractivo para el turista que viaja con mascotas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos