La crecida del río Narcea corta el paso en un tramo de acera de La Veguetina

Tramo de la acera afectado por la crecida del río Narcea. / B. G. H.
Tramo de la acera afectado por la crecida del río Narcea. / B. G. H.

El alcalde asegura que no está comprometida su estabilidad porque «es una medida preventiva»

BELÉN G. HIDALGO CANGAS DEL NARCEA.

El deshielo tras las nevadas y las continuas precipitaciones de los últimos días en el concejo han aumentado el caudal del río Narcea y sus consecuencias no se han hecho esperar. Ayer por la tarde, la Policía Local restringió el paso en un tramo de la acera de la calle La Veguetina, debajo el Puente Nuevo. «Se trata de una medida preventiva», afirmó el alcalde, José Víctor Rodríguez.

El pasado mes de septiembre comenzaron las obras sobre cauce del río. Se procedía entonces a la reconstrucción de los nervios en la confluencia de los ríos Narcea y Naviego, una actuación con la que éstos ganaron altura. Así, según explicó el regidor cangués, «el río se comporta de otra forma y el agua entra con más fuerza en lugares donde hasta ahora no entraba». Las lluvias y el deshielo sumaron agua al río y éste, según parece, se está comiendo el hormigón del voladizo de ese tramo de la acera.

El alcalde indicó que las obras en el río aún no están terminadas y que el plazo de ejecución no finaliza hasta enero. De hecho, afirmó que está previsto que los técnicos de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico acudan hoy para acometer una actuación de urgencia y reponer el hormigón.

El primer edil quiso hacer un llamamiento a la tranquilidad y reiteró que la acera «no corre peligro». A primera hora de la tarde, se colocaron unas vallas para que la gente no estacione en esa zona y se puedan utilizar esas plazas de aparcamiento como acera auxiliar para los peatones. «Apenas se perderán cuatro estacionamientos», indicó el primer edil cangués.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos