Cuarto ataque del lobo en veinte días en una finca cerca del colegio de Villanueva

Potro atacado por los lobos en la madrugada del domingo. /  USAGA
Potro atacado por los lobos en la madrugada del domingo. / USAGA

El regidor pide medidas «extraordinarias» contra los cánidos para evitar que los ganaderos acaben dejando la actividad

DAVID SUÁREZ FUENTE VILLANUEVA DE OSCOS.

Cuarto ataque de lobo en menos de veinte días en la misma ganadería, la del Río Pil en Villanueva de Oscos. Este último incidente se produjo en la madrugada del domingo, cuando los cánidos acabaron con la vida de un potro y una cría de nueve días, que se encontraban pastando en una finca colindante, además, al colegio, en la capital del concejo.

A estos cuatro ataques se suma otro durante la madrugada del lunes en el entorno del monasterio, donde el lobo trató de actuar de nuevo, esta vez sin causar daños ya que los propios vecinos pudieron ahuyentar a los cánidos al despertarse y darse cuenta de lo que pasaba por el escándalo generado por las catorce vacas, que protegieron a sus crías.

Los cuatro ataques en la misma ganadería han provocado ya la muerte de cuatro potros, además de otros dos con heridas. El ganadero afectado, Mario Martínez, expresaba su preocupación. «En veinte años que llevo como ganadero nunca tuve estos problemas», dijo. «No es normal que lleguen tan cerca de las casas», advertía. Mario Martínez cuenta con doscientas cabezas de vacuno y ochenta de caballar y ya le han matado una decena de animales en lo que va de año. Martínez se siente «indefenso».

Los vecinos evitaron otra incursión al despertarse por el ruido que hicieron las vacas al defenderse

La presencia de lobos también le preocupa como padre al producirse los ataques al lado del colegio. «En principio no vamos a tomar ninguna medida», decía no obstante Sandra Castro, directora del Colegio Rural Agrupado de Oscos, ya que, puntualizó, «los ataques se producen durante la noche».

El alcalde, el socialista José Antonio González Braña, mostró su indignación ante un problema que calificó de «grave» y pidió al Principado que «tome medidas extraordinarias, ya que están acabando con la poca población que tenemos». González Braña indicó que algún ganadero del concejo ya ha optado por renunciar a esta actividad ante la imposibilidad de hacer frente a los ataques.

«Eliminar ejemplares»

El regidor sostiene que es necesario eliminar lobos, ya que «la superpoblación es descomunal». Además, insta a realizar esos controles de población «cumpliendo la ley y el Plan de Gestión del Lobo», algo que desde su punto de vista no se ha hecho. «Una solución al problema sería que el lobo llegase a Oviedo para que actuasen de manera extraordinaria», ironizó.

Ya el año pasado se registraron en este concejo numerosos ataques. González Braña considera que el Gobierno regional «tiene voluntad política de atajar el problema», pero cree que debe hacerse cuanto antes ya que «estamos ante una situación desmadrada, esto es terrible». El regidor ya ha puesto en conocimiento de la consejería el problema. De hecho la guardería ha estado vigilando la finca, pero, dijo el alcalde, «el lobo es muy astuto».

La Unión de Sectoriales Agrarias (Usaga) de Asturias, en palabras del coordinador del sindicato, Fernando Marrón, culpó al Principado de «condenar a los ganaderos a ver como cada día los carnívoros, poco a poco, les van devorando a sus animales».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos