Cudillero autoriza el derribo de la estación de San Martín

Edificio de la estación de Feve de San Martín de Luiña. / E. C.

El alcalde popular Ignacio Escribano asume que «es lo más adecuado», dado el riesgo que supone el edificio para vecinos y viandantes

DAVID SUÁREZ FUENTE SAN MARTÍN DE LUIÑA.

El Ayuntamiento de Cudillero ha dado el visto bueno a la demolición de la estación de Feve de San Martín de Luiña, cuya demolición se hará de manera inminente. El alcalde popular Ignacio Escribano explicó a EL COMERCIO que fue el propio gobierno municipal el que solicitó por escrito al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) que se tomasen medidas en los edificios de Novellana y San Martín de Luiña ya que «estaban en riesgo de derrumbe», indicó .

«La demolición es lo más adecuado», dijo el regidor, quien reconoció que previamente «solicitamos medidas para afianzar el edificio», dijo y añadió que «pedimos que se hiciese una actuación, tal y como demandaban los vecino». El alcalde reconoció que «nos hubiese gustado mantener el inmueble, pero ahora es un simple apeadero» a pesar de que se trata de un edificio histórico diseñado en 1950 y considerado por los historiadores como un ejemplo intermedio entre las dos corrientes dominantes en la época, el racionalismo y el regionalismo. El inmueble lleva años cerrado y, aunque exteriormente su estructura de piedra sigue en pie, tiene la techumbre seriamente deteriorada y representa un peligro para vecinos y viandantes.

Los residentes de San Martín reconocen que el derribo «es una pena», aunque existe opiniones contradictorias. «Es necesario derrumbarlo», comentó Nani Fernández, quien aseguró que es una zona muy transitada para ir a pasear y «nos puede caer algo encima». Por su parte, Ángel Riesgo, otro vecino de la localidad, cree que la antigua estación «representa al paso del ferrocarril por el pueblo y sus viviendas se podían aprovechar». Riesgo lamentó así la destrucción del inmueble.

La portavoz del PSOE y residente en San Martín de Luiña, Olga Fernández, cree que Adif «debería haber actuado hace mucho tiempo antes de llegar al estado actual del edificio». Fernández recordó que «ya en el mandato de Francisco González 'Quico' se intentó una cesión del edificio pero Adif se negó», apuntó. Fernández recordó que el Ministerio tampoco quiso vender el edificio que, según comentó, «se podía haber reparado con fondos europeos».

Todo apunta a que el derrumbe de la antigua estación se llevará a cabo en los próximos días. Ya cuenta con el visto bueno del Ayuntamiento e incluso se han realizado marcas para comenzar las obras de demolición, que ha sido un elemento relevante en la historia de esta línea que une las localidades de Gijón y Ferrol, en Galicia.

Fotos

Vídeos