El Defensor del Pueblo pide al Principado informes sobre la falta de luz en La Prohida

Javier Gómez, con el generador, en su casa de La Prohida. / D. S. F.
Javier Gómez, con el generador, en su casa de La Prohida. / D. S. F.

Estos vecinos de Tineo llevan viviendo sin electricidad desde 2013, cuando la empresa minera de Pilotuerto dejó de suministrarles energía

D. S. FUENTE LA PROHIDA (TINEO).

Placas solares, generadores y hasta un molino de viento es la manera que tienen los vecinos de la localidad tinetense de La Prohida para abastecerse de energía eléctrica, después de que en 2013 la empresa minera de Pilotuerto les cortase el suministro y el Principado no haya querido acometido la obra para su abastecimiento.

El caso llegó al Defensor del Pueblo, Francisco Fernández, a petición de Somos Tineo. Lo está investigando y ha requerido información urgente al respecto a la Dirección General de Minería y Energía, que, según ha transmitido Fernández a Somos Tineo, «ha hecho caso omiso del requerimiento». La concejala de Somos, Adriana del Oso, se mostró «decepcionada». En su opinión, los socialistas «intentan engañar a los vecinos con el fallido Plan del suroccidente», apuntó.

Por su parte, el alcalde, el socialista José Ramón Feito, recordó que la electrificación «no es competencia municipal» y añadió que «han pagado una memoria, en la que se invirtieron 3.000 euros, para conocer las posibilidades de llevar la electricidad a este pueblo con un proyecto que costaría 150.000 euros». Feito explicó que desde el Ayuntamiento «intentamos ejecutar el proyecto», situación a la que la Intervención municipal puso reparos «al no ser de nuestra competencia».

De ahí, según explicó el alcalde, que desde el equipo de gobierno hayamos trasladado la petición a la Consejería de Industria, «aunque desconozco si es competencia del Principado o de la empresa eléctrica ejecutar la instalación», reconoció el primer edil, quien aseguró que «no hubo dejadez de funciones».

La Prohida es un pueblo de Tineo con siete viviendas que quedó sin electrificar en los años ochenta debido a que contaban con la electricidad de la mina de Pilotuerto que les abastecía. Al cerrar la explotación, La Prohida se ve ahora inmersa en esta problemática de «vivir sin luz en el siglo XIX», dijo Javier Gómez, uno de los vecinos. En su opinión, el Defensor del Pueblo, acudió en persona hace cuatro meses para conocer el problema. Los vecinos, algunos con ganaderías, sobreviven gracias a el autoabastecimiento eléctrico que, como en el caso de Gómez, le produce un generador. El Defensor del Pueblo instó ahora al Principado a que, con carácter de urgencia, le faciliten la información con respecto a la electrificación de La Prohida, el único núcleo habitado del concejo sin este servicio básico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos