Destrozan los cañones restaurados en la carretera del Faro

El pasado miércoles se ubicaron en la carretera del Faro los cañones restaurados de Luarca, con el objetivo recuperar la artillería local. Ni 24 horas duraron intactos. Han sufrido un acto vandálico: «Les echaron ácido por encima», confirmó el alcalde de Valés. No obstante, Simón Guardado cree que se trata de un hecho puntual.

Los cañones forman parte de un proyecto de restauración 'Guardianes de Hierro' que ha contado con una subvención de 21.392,80 euros de la consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales.

Además, fueron dañados los paneles que explicaban en diferentes idiomas la historia de esta artillería, que sin duda es todo un atractivo para el turismo del concejo.

Fotos

Vídeos