Más de doscientos agentes vigilarán las fiestas de Luarca

Se cruzarán automóviles municipales y camiones para evitar el paso intencionado de vehículos pesados en los desfiles y aglomeraciones

DAVID SUÁREZ FUENTE LUARCA.

La Junta Local de Seguridad de Valdés se reunió ayer en el salón de plenos municipal para abordar las medidas que se llevarán a cabo durante los eventos festivos de Luarca en el mes de agosto. En el encuentro -presidido por el alcalde de Valdés, el socialista Simón Guardado, y al que acudió el delegado del Gobierno, Gabino de Lorenzo- se acordó proteger los desfiles multitudinarios, como el de los cabezudos, y concentraciones masivas con el cruce de camiones y automóviles municipales para evitar el paso de vehículos pesados, tal y como se había llevado a cabo durante las procesiones de la Semana Santa luarquesa.

El protocolo de actuación se centrará en las fiestas de San Timoteo y el Rosario, aunque también servirá para cubrir eventos deportivos de afluencia masiva, como el partido que enfrentará al Real Oviedo contra el Valladolid y que se jugará en La Veigona el 12 de agosto.

«30% más de efectivos»

El objetivo de esta junta local es la «coordinación entre todas las fuerzas de seguridad», indicó Guardado, quien anunció que este año participarán más de doscientos efectivos, por lo que los servicios contarán con «un 30% más de agentes». En concreto, la Policía Local tendrá la colaboración de personal de concejos cercanos como Cangas del Narcea y Tineo; la Policía Nacional se verá reforzada los días fuertes de fiesta con operativos especiales, al igual que la Guardia Civil. Cruz Roja y Protección Civil también verán aumentados sus voluntarios.

El alcalde reconoció que «se mejorará la descarga de los autobuses», en referencia a que el año pasado generaron confusión al no parar en las zonas de estacionamiento habilitadas que había previsto la Junta Local de Seguridad.

En cuanto a la intervención policial ocurrida el pasado año en plena verbena de San Timoteo, en la que una docena de agentes antidisturbios acudieron a la plaza del Ayuntamiento tras el lanzamiento de una botella desde la zona del público a la orquesta y que obligó a parar la fiesta, el regidor valdesano reconoce que «la intervención es decisión de las fuerzas de seguridad», y lamentó lo sucedido esperando que no vuelva a ocurrir.

La Junta Local de Seguridad tendrá que volver a reunirse antes del 13 de agosto para terminar de ultimar las zonas de estacionamiento, los horarios de corte de las calles o el cambio de dirección del tráfico de alguna de las vías.

Este operativo especial de las fuerzas y cuerpos de seguridad pone el foco en todos los eventos existentes en la villa blanca durante el mes de agosto, prestando especial atención a los días 15 y 22 , cuando se celebran las fiestas del Rosario en el muelle de Luarca y San Timoteo en el campo de la Cofradía, en las que se espera una afluencia masiva de público.

Fotos

Vídeos