Los ecologistas piden cambiar el recorrido del 'trail' Puerta de Muniellos por daños al urogallo

Una edición anterior de la carrera Puerta de Muniellos. /L. Á.
Una edición anterior de la carrera Puerta de Muniellos. / L. Á.

La organización de la prueba afirma que el recorrido discurre por vías de tránsito libre. «Tenemos todo en regla», replica a Geotrupes

BELÉN G. HIDALGO CANGAS DEL NARCEA.

El recorrido del trail Puerta de Muniellos, que se celebrará los días 14 y 15 de abril, ha sido cuestionado por la agrupación conservacionista Geotrupes, que sostiene que la prueba «discurrirá a lo largo de tres kilómetros por una zona que estaba clasificada como de Uso Restringido Especial en el último Instrumento de Gestión Integral del Parque Natural de Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias», señalan, explicando que éste fue anulado en 2016. Añaden que «en esa parte del recorrido los corredores atravesarán una zona de reproducción de urogallo y pasarán cerca de otra que bordea la Reserva Integral de Muniellos y en la que el urogallo ha estado presente durante los últimos años».

Desde la organización de la prueba afirman que el recorrido del trail cuenta con todas las autorizaciones exigidas para su celebración y aseguran no tener constancia de la existencia de cantaderos de urogallo en el trazado. «Tenemos todo en regla. El 'trail', además, discurre por vías de tránsito libre del parque natural», señalan los organizadores de la carrera, que trabajan cada edición para que la prueba se dispute sin alterar el espacio natural. En este sentido, Rolando Rodríguez, representante de los grupos conservacionistas de la Junta del Parque, confiesa haber solicitado información a la Administración, pero «no he podido ver el expediente al respecto, pues aún no lo he recibido. No sé realmente en qué consiste la autorización ni en base a qué se la han concedido».

El representante de los conservacionistad no duda de que la organización cuente con las autorizaciones pertinentes, pero insiste que en 2013, la Administración rechazó ese trazado: «No sé qué ha cambiado exactamente desde entonces. El otro recorrido era menos lesivo», apunta.

«Cien corredores más»

Desde Geotrupes alegan que este año el impacto «será mayor porque habrá cien corredores más y la situación del urogallo ha empeorado y ahora se considera crítica». Un argumento que también rebaten desde la organización del 'trail', pues aseguran que el número de personas inscritas en la carrera también está previsto y cuentan con la autorización pertinente para ello.

Por todo ello, Geotrupes pide que se cambie el trazado. «Es sencillo, basta con utilizar criterios de conservación para encontrar un recorrido que compatibilice este deporte con las necesidades de protección de las especies y sus hábitats», indican. Una idea que coinciden en señalar desde la organización, que manifiesta cierto «malestar» por situaciones de este tipo que «únicamente cuestionan nuestro proceder que, por otro lado, siempre ha sido correcto y respetuoso». «Somos los primeros en apostar por el respeto a la naturaleza. Partimos de la base de que es totalmente compatible conservar y consensuar», reiteran.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos