La empresa que quiere explotar la mina en Barcia continúa con la tramitación

Finca de Los Praducos, donde pretenden instalar la explotación. /  D. S. F.
Finca de Los Praducos, donde pretenden instalar la explotación. / D. S. F.

Minerales Industriales del Cantábrico asegura que ha mantenido conversaciones con el Ayuntamiento y la CUOTA para modificar el PGOU

DAVID SUÁREZ FUENTE BARCIA (VALDÉS).

La empresa Minerales Industriales del Cantábrico, que pretende explotar la mina de arcilla blanca de Barcia, asegura que tiene intención de continuar con la tramitación para la explotación del proyecto de Los Praducos. Lo hace después de que la pasada semana el concejal de Obras de Valdés y alcalde-presidente de la parroquia rural de Barcia y Leiján, Ricardo García Parrondo, anunciase en sede parlamentaria la intención de la entidad local menor de rescindir el precontrato firmado con la minera.

El director del proyecto e ingeniero de minas, Roberto Valdés, aseguró que «nosotros hemos hecho los trámites oportunos y está presentado ante la Administración» y aseguró que el último proyecto incluye «las alegaciones de los vecinos» y aporta informes realizados por la Universidad de Oviedo que dejan claro que «no hay afección en los taludes ni en los acuíferos», dice Valdés.

Para que la minera pudiese instalarse en Los Praducos, sería necesario modificar el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), cambiando el uso del terreno que en la actualidad es de interés agrícola y modificando el planteamiento que no permite explotaciones mineras a menos de 2.000 de la viviendas. Unos cambios que «no representan ninguna dificultad», el director del proyecto. Roberto Valdés explicó que «hemos mantenido conversaciones con CUOTA (Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Asturias) y con el Ayuntamiento al respecto». Además recordó que la parroquia rural, junto con la empresa, firmaron un precontrato en el que ambos se comprometieron «a promover ese cambio en la calificación urbanística».

En cuanto a la oposición vecinal, en la empresa manifestaron que «es «inexistente porque tenemos un contrato firmado con los vecinos». Valdés argumentó también que «el plan está hecho en base al anteproyecto, del que siempre dieron el visto bueno desde la parroquia». El director aclaró que en la mina que pretenden instalar «se explotarán arcillas blancas», ante las acusaciones del diputado de Podemos, Andrés Fernández Vilanova, quien insinuó en la comisión de Industria que se podría explotar caolín. «Solo tenemos permisos para la arcilla blanca, si aparece oro, diamantes o cualquier otro cosa no la podemos explotar» aclaró el portavoz. Según dijo, «el caolín tiene un precio de mercado inferior al de la arcilla blanca. De ahí, que tildase la acusación de « absurda». El director recordó que estiman que el proyecto genere entorno a una veintena de puestos de trabajo directos y un beneficio mínimo para la parroquia de 700.000 euros anuales en un periodo de tiempo que oscila entre los 10 y 15 años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos