El exalcalde de Cudillero pierde otra batalla con el sargento de la Policía Local

Prudencio Iván Flórez, en primer plano. Detrás, Francisco González, en los juzgados de Avilés en 2015. / MARIETA
Prudencio Iván Flórez, en primer plano. Detrás, Francisco González, en los juzgados de Avilés en 2015. / MARIETA

El Tribunal Superior de Justicia reitera que la petición para apartar al agente de su plaza «carece del más mínimo fundamento»

BELÉN G. HIDALGO CUDILLERO.

El último pulso judicial entre Prudencio Iván Flórez y el exalcalde de Cudillero Francisco González ha dado una nueva victoria al sargento de la Policía Local de Cudillero. En esta ocasión, el enfrentamiento entre el agente y el que fue regidor del municipio comenzó cuando el entonces primer edil instó al Ayuntamiento de Cudillero a revisar el nombramiento de Iván Flórez como sargento de la Policía Local. «Era su último recurso contra mí. Yo había destapado varios casos de corrupción en los que él estaba involucrado y por los que fue juzgado y condenado», explica el agente.

El Ayuntamiento, siguiendo los trámites legalmente establecidos, examinó el expediente y comprobó que cumplía todos los requisitos que le eran exigidos. Por tanto, la Corporación Local acordó inadmitir la petición del alcalde, pues como explica la abogada de Iván Flórez, Laura Alonso Monte, «carecía del más mínimo fundamento» y así viene recogido en el fallo judicial. Tal es así, que el policía recuerda que «ninguno de los gobiernos de Cudillero, ni siquiera su propio partido veían sentido a este pleito. Todos se opusieron a remover mi plaza», afirma.

Sin embargo, el entonces regidor decidió recurrir esta decisión de la Corporación ante el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo. Según el agente, «el alcalde alegaba que no contaba con una serie de permisos de conducción. Era mentira. De hecho, presenté más de los que me exige la ley para ejercer mi trabajo», cuenta el trabajador. Este recurso fue desestimado. Pero Francisco González recurrió al Tribunal Superior de Justicia (TSJA), el mismo que acaba de rechazar el recurso de apelación. Esta sentencia, explica la abogada del agente, «avala de nuevo el ajuste a Derecho de la actuación del Ayuntamiento, con condena en costas en ambas ocasiones».

Iván Flórez insiste en que el origen de esta demanda con la que el exalcalde trató de apartarlo de su puesto de trabajo no es otro que «haber destapado un caso de corrupción en el que él estaba involucrado. Estoy pagando el peaje, está claro que su objetivo era quitarme la plaza», argumenta. No era la primera que se veían las caras en los juzgados.

Expediente anterior

El exalcalde de Cudillero ya le había abierto un expediente sancionador antes. Le hacía responsable de la pérdida de una subvención de la Consejería de Medio Ambiente por su negativa a que los agentes locales trasladasen la correspondencia desde el edificio consistorial a Correos. Francisco González fue condenado a siete años de inhabilitación y al pago de 9.000 euros en concepto de indemnización a Iván Flórez. La Audiencia argumentó entonces que había sido un pretexto para lograr apartarlo del servicio.

«Mi trabajo es de cara al público y todo este proceso supone una pérdida de autoridad. Soy Policía Local desde 2008 y este tema judicial comenzó en 2015, siete años después», afirma. Además, el sargento del cuerpo insiste en que estos últimos años también han sido duros para su familia.

Fotos

Vídeos