El exarquitecto municipal de Cangas se querella contra el exalcalde Fontaniella

El juzgado de Instrucción abre diligencias previas, también contra José Ramón Puerto, por un supuesto delito de prevaricación

BELÉN G. HIDALGO CANGAS DEL NARCEA.

El que fue arquitecto municipal durante más de treinta años en el Ayuntamiento de Cangas del Narcea, Juan Antonio Domínguez Piris, ha presentado una querella contra el exregidor popular, José Luis Fontaniella, y el exedil de Urbanismo de su equipo de gobierno, José Ramón Puerto, por un supuesto delito de prevaricación administrativa. Una demanda que el juzgado de Instrucción número 1 de Cangas del Narcea ha decidido admitir a trámite, acordando iniciar las oportunas diligencias previas pues, pues según se explica en el auto, «no están determinadas la naturaleza y circunstancias de tales hechos ni las personas que en ellos han intervenido».

En el procedimiento que se iniciará figura la citación a declarar del exarquitecto municipal. Esta convocatoria tendrá lugar el próximo 13 de diciembre, a las 9.30 horas.

Por otro lado, se solicita al Ayuntamiento un copia certificada de la concesión de licencia de obras y de primera ocupación de las viviendas unifamiliares de la calle Clarín 11, 13, 15 y 17, así como de las dieciséis viviendas unifamiliares de la calle Santa Bárbara. Al Consistorio cangués, también se le requiere una copia de recepción de las obras de urbanización y de la Unidad de Gestión Santa Bárbara.

Además, el Colegio Oficial de Arquitectos deberá facilitar los informes visados de todas las obras, planeamiento y urbanización de la 'Unidad de Gestión Santa Bárbara G', donde intervinieron los arquitectos Emilio Llano Menéndez, José Ramón Puerto Álvarez y María de los Ángeles Sánchez Sánchez desde el año 2004 hasta la actualidad. A la Comisión de Urbanismo del Territorio del Principado de Asturias (CUOTA) se le solicita también los informes sobre la 'Unidad de Gestión Santa Bárbara G'.

«Pataleta» del pasado

El exalcalde popular, por su parte, asegura que nadie le ha comunicado nada sobre dicha querella. Fontaniella añade que «se trata de otra de las pataletas del que fue arquitecto del Ayuntamiento».

Fue el equipo de gobierno liderado por Fontaniella, el que sancionó y apartó del servicio al exarquitecto municipal, tras concluir que actúo como informante municipal, en proyectos de un socio suyo. Entonces, se le impuso una falta disciplinaria grave y se le suspendió de empleo por un año y medio. Una sanción que Juan Antonio Domínguez Piris recurrió llegando hasta el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA), que desestimó el recurso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos