«El fuego podría haber sido mayor, pero la bajada de temperaturas ayudó»

El incendio en Langüeiro comenzó a última hora de la tarde. / E. C.

Medios terrestres y aéreos continúan con la extinción del incendio forestal declarado en Lagüeiro, en Ibias

BELÉN G. HIDALGO IBIAS.

Los vecinos de Lagüeiro, un pueblo ibiense perteneciente a la parroquia de Cecos, finalizaban su jornada de lunes en el campo cuando avistaron el fuego. «Yo llegaba de recoger hierba. Eran las 21.30h. Las llamas eran bastante grandes. Nos asustamos, sobre todo, porque se hacía de noche y temíamos que avanzase y no pudiesen intervenir los helicópteros», recuerda María del Carmen Fernández, vecina de Lagüeiro. Su hijo alertó al 112, «pero ya habían avisado otros vecinos. No tardaron en llegar», cuenta. La zona afectada es un bosque de castaños y monte bajo. «El fuego podría haber sido mucho mayor, pero al caer la noche y bajar las temperaturas fue más fácil su extinción», relata Jesús Barcia, vecino de Cecos.

Según explica la alcaldesa de Ibias, Silvia Méndez Abello, «se movilizaron un helicóptero, tres auxiliares de Ibias, tres de Cangas del Narcea y una cooperativa forestal». El helicóptero realizó tres descargas antes de ocaso, lo que facilitó las labores de extinción a los medios terrestres en una zona de difícil acceso. «El incendio se declaró controlado, aunque no extinguido, a lo largo de la mañana de ayer. «Permanecen movilizados el personal de la base de Ibias, Cangas del Narcea, la cooperativa forestal y medios aéreos. Continúan las labores de estabilización. No hubo poblaciones en peligro», concluye la primera edil. Por el momento, se desconoce el origen del incendio y tampoco se ha podido determinar la superficie quemada.

Fotos

Vídeos