La Fundación Valdés-Salas, testigo del nacimiento de la Red Europea de Gran Historia

Salvador Ordóñez, director del Área de Gestión de Investigación de la Universidad de Oviedo, preside la mesa junto a la geóloga Olga García Moreno durante la videoconferencia con Walter Álvarez. / B. G. H.

Las bases para la puesta en marcha de espacio académico fueron discutidas por expertos de siete países y de seis disciplinas diferentes

BELÉN G. HIDALGO SALAS.

La Gran Historia en Europa tiene apellido asturiano. Walter Álvarez, profesor de la Universidad de California, en Berkeley (Estados Unidos) y uno de los pioneros de este modo académico a nivel internacional, es el bisnieto de la saga científica de los Álvarez. Sus raíces asturianas se encuentran en el pueblo salense de La Puerta, que su bisabuelo abandonó a finales del siglo XIX rumbo a tierras americanas.

Doctor 'honoris causa' por la Universidad de Oviedo, Walter Álvarez fue quien introdujo a Olga García Moreno, profesora de Geología de la Universidad de Oviedo, en este modo de entender la realidad. «La Fundación Valdés-Salas se interesó por el proyecto de la Universidad de Oviedo y así se puso en marcha este encuentro», cuenta García Moreno.

La Gran Historia «es una nueva manera de aproximarse al conocimiento, para comprender lo que conocemos desde el Big Bang hasta nuestros días: la historia de la vida, de la Tierra, del cosmos...», cuenta García Moreno, impulsora del proyecto en la Universidad de Oviedo, pionera de este modo académico en España. Explica que para entender esta realidad es necesario recurrir a nuevas herramientas con las que alcanzar una visión multidisciplinar. En este encuentro han participado doce académicos de hasta seis disciplinas diferentes, llegados de siete países europeos.

«En el congreso internacional celebrado en Ámsterdam el año pasado vimos que nuestra visión era diferente a la americana o la australiana. Pensamos en crear un subgrupo a nivel europeo y decidimos encontrarnos y formar la Red Europea», relata García Moreno. Un objetivo ya cumplido pues el documento en el que se definen las bases de la Red Europea de Gran Historia quedó redactado en la tarde de ayer. «Además se ha acordado impulsar una serie de publicaciones que sirvan como herramientas didácticas para la divulgación de la cultura científica», añade.

Salas acogerá el próximo encuentro anual de la Red Europea de Gran Historia.

Fotos

Vídeos