Los ganaderos de los Oscos, indignados por los continuos ataques de los lobos

Novilla atacada el sábado pasado por los lobos en Arruñada. / D. S. F.
Novilla atacada el sábado pasado por los lobos en Arruñada. / D. S. F.

Marcos Niño pide al Principado que «extraiga» los 45 cánidos que contempla el plan regional para acabar con el problema

DAVID SUÁREZ FUENTE SAN MARTÍN DE OSCOS.

Los continuos ataques de los lobos al ganado en los tres concejos de los Oscos ha generado malestar entre los ganaderos que vienen sufriendo decenas de ataques en los últimos meses. «Cada día nos levantamos pensando cuántas reses nos habrá matado», dice José Jardón, agroganadero de Arruñada. Su ganadería ha sufrido 13 ataques en lo que va de año.

Los ganaderos se quejan porque las ayudas del Principado «no llegan para cubrir los gastos», dice Jardón. Y pone como ejemplo la res que mataron en la noche de pasado sábado porque «era una novilla de dos años, y me van a pagar mil euros por ella. Si la quiero volver a comprar me cuesta 2.000», lamenta. José Antonio Villamil, de Ganadería Morlongo en San Martín de Oscos, cuenta que «hace ocho días me dejaron un xato herido que está a punto de morir y hace quince días que fue atacada otra de nuestras reses». Es la consecuencia de los ataques que, según denuncian, «se producen cada vez más cerca de las viviendas». Esta cercanía genera malestar y preocupación entre los vecinos. «Todos los días hay ataques», afirma el alcalde de Santa Eulalia, Marcos Niño, quien reclama al Principado que «cumpla con el plan de lobo de extraer 45 ejemplares». El sábado, la guardería del Principado acabó con un cánido en La Bobia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos