Una hora de cola en la despedida de Santaeufemia

Colas a la puerta de la popular pastelería.
Colas a la puerta de la popular pastelería. / DAVID S. FUENTE

Echa el cierre ante la jubilación a los 71 años de su propietaria, Fernanda Salvatierra

Cientos de personas acudieron ayer a la pastelería Santaeufemia de Vegadeo para despedir este negocio que ayer cerró sus puertas tras una larga trayectoria como obrador artesanal.

Más de una hora de espera aguardaron los vecinos en plena calle para poder comprar comprar pastelones, hojaldres o las tradicionales tartas de almendras que tantas veces han acompañado a los veigueños en sus celebraciones.

Este negocio fundado por el vallesoletano Bautista, suegro de la actual propietaria, Fernanda Salvatierra, quien ha decidido echar el cierre ante su jubilación.

Un obrador artesano que es calificado por los clientes "como lo mejor de la comarca". Entre sus especialidades se encuentra la tarta de almendra, un manjar que muchos asiduos acudían esta mañana a comprar "para congelarla", aseguraban. Otra de sus especialidades es el hojaldre, "tienen un milhojas estupendo, no hay otro tan bueno en todo el país", aseguraba la exalcaldesa y clienta habitual de la pastelería, Servanda García, quien ensalzó la labor de este obrador "es de los pocos que queda".

Un negocio que "destaca por la calidad y frescura del producto", aseguraban ayer las personas que con cierta nostalgia acudían por última vez a comparar a su pastelería. Y es que este obrador ha estado ligado a la vida de los veigueños, ya que nunca faltan pasteles, tartas o empanadas en cualquier celebración, desde la Navidad, pasando por las fiestas del 15 o cualquier romería de la comarca. Unas empanadas de pollo, carne o bonito, a la que denominan 'pastelón', y que sin duda dejará un buen recuerdo entre sus clientes.

Fernanda Salvatierra se puso al frente del negocio tras la muerte de su marido, pero ha estado ligado a él, desde hace 47 años, cuando su suegro se retiró, y les dejó al frente de la pastelería. Salvatierra fue galardonada en 2014 por Ascove como Comerciante Decano, ahora a los 71 años, ha decidido cerrar las puertas a pesar de los muchos encargos que tienen, lo hacía con cierta nostalgia, y con más de una lágrima en los ojos. Y es que la mañana de ayer estuvo llena de emoción y recuerdos, que junto a sus clientes afloraron en una jornada intensiva, que sirvió de homenaje a este negocio.

María Pírez vecina de Vegadeo y cuya vida ha estado ligada a este negocio, ensalzó el sabor del milhojas y sus cañas, y es que esta vecina, quien vive en la misma calle en la que se encuentra ubicado el obrador, no puede olvidar cuando "venía a merendar aquí desde bien pequeña", decía mientras esperaba para comprar su último milhojas en Santaeufemia.

Fotos

Vídeos