Los hosteleros de Luarca, molestos ante el plantón del alcalde en una reunión

D. S. FUENTE LUARCA.

La asociación de hostelería Turismo Luarca Valdés se muestra molesta ante el plantón que le dio ayer el alcalde, Simón Guardado, a quince hosteleros de la villa, que acudieron a la cita concertada con el regidor. La intención era buscar una solución a la nueva tasa que grava al sector por la colocación de barras exteriores durante las fiestas y que consideran «abusivas».

La junta directiva de este colectivo explicó en un comunicado que tras esperar durante 45 minutos por el regidor, «sin que nadie diese explicación», decidieron abandonar la Casa Consistorial donde estaban citados. Según el alcalde, «se trata de un malentendido». Y es que Guardado, según su versión, había citado a los hosteleros a las 12.30 horas. Éstos añaden, además, que la hora de la reunión «no era apropiada para el gremio», ya que cada miércoles en la villa se celebra el mercado semanal.

Turismo Luarca Valdés «muestra su más profundo malestar por esta falta de respeto a la hostelería local, que da a entender la escasa intención de diálogo», situación que niega el regidor, que ya concertado otra reunión para el próximo miércoles, a las 18 horas. El encuentro se celebrará «con la intención de escuchar a la asociación y darles nuestra opinión», dijo Guardado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos