Ibias mira a Francia para aprender

El alumno Andrés Martínez Regueras leyó una carta al presidente, Javier Fernández. /  B. G. H.
El alumno Andrés Martínez Regueras leyó una carta al presidente, Javier Fernández. / B. G. H.

«Viajar me ayudó a entender que había otro mundo mejor que mi pequeño mundo», dijo el presidente regional El colegio público Aurelio Menéndez celebra la IX Fiesta de las Lenguas

BELÉN G. HIDALGO SAN ANTOLÍN DE IBIAS.

«Aurelio Menéndez volvería a sentirse hoy orgulloso de vosotros. Ni su bonhomía ni su inteligencia le permitirían quedarse al margen del reconocimiento que merecéis quienes, año tras año, demostráis que Ibias ha sabido convertir un rincón de Asturias en una gran ventana abierta al mundo». Con estas palabras concluyó el presidente del Principado de Asturias su intervención en la inauguración del proyecto 'Ibias, Lenguas y Culturas', una iniciativa que esta edición lleva por título 'Una mirada a Francia'. Arrancó ayer con la Fiesta de las Lenguas y continuará con diversas actividades hasta el 21 de junio. Ocho colegios de Extremadura, Castilla y León, Galicia, Oviedo, Mieres y también el colegio ibiense San Jorge de Luiña participan en esta jornada de convivencia en la que se desarrollaron actividades en inglés, francés, portugués, gallego y fala y que finalizará este viernes. «Estáis a la vanguardia en Asturias en actividades culturales», dijo, alabando la iniciativa.

Hasta el país vecino regresó al recuerdo del presidente regional para rememorar su viaje en la más tierna infancia a Belfort. Contó a los estudiantes cómo de diferentes eran las tiendas de los supermercados galos y su Requejo natal. «Viajar a Francia me ayudó a entender que había otro mundo y que, muy probablemente, era mejor que mi pequeño mundo», contó Fernández. No tardaría el presidente en invitar al alumnado a viajar, de todas las maneras posibles: desde la lectura -recitando un pasaje de 'El Principito' o citando a Albert Camus- hasta el aprendizaje de una lengua o el periplo de visitar otro país y entender su cultura.

El acto de inauguración supuso toda una puesta de largo para el centro educativo, que no dudó en agredecer la visita del presidente, Javier Fernández, y del consejero de Educación, Genaro Alonso. Tras recorrer las exposiciones con las que los alumnos repasan los hitos de la literatura, el arte, la historia o la ciencia francesa, los estudiantes se afanaron en agasajar a sus invitados con varias actuaciones teatrales y musicales. «Siempre recordaremos esta Fiesta de las Lenguas como aquella en la que el presidente visitó nuestro centro», dijeron Nadia Rellán y Victoria García, que ejercieron de presentadoras del acto.

Quien sí se dirigió directamente al presidente fue Andrés Martínez Regueras, alumno de sexto de Primaria, quien leyó una carta al mandatario. «Por una semana nos sentimos más visibles en el mapa de Asturias», dijo Martínez, para luego entregar la misiva al presidente, que le agradeció «una carta tan cariñosa». La directora del centro, Visitación Blanco, tomaba la palabra para presumir de aquella entrevista que concedía en junio de 2012 Javier Fernández al periódico del centro, «la primera como Presidente», recordó con orgullo.

Visitación Blanco no quiso perder la oportunidad de trasladar a las autoridades algunas reivindicaciones, tras reconocer el principal problema que sufre el concejo: la despoblación. También llamó a la reflexión sobre el medio rural: «no podemos cambiar la orografía ni las montañas, pero sí crear generaciones con horizontes amplios para quienes las distancias o las carreteras sinuosas sean motivos de apertura. ¿Alguno puede imaginarse una Asturias sin pueblos, sin campo, sin aldeas?». Entre las demandas de la directora figuró la puesta en marcha de un grado de vitivinicultura en Ibias. «Queremos un futuro para este centro educativo y solicitamos la creación de un ciclo formativo de vitivinicultura en torno a la producción y venta de vino, un ciclo inexistente en nuestra comunidad autónoma», sugirió Blanco.

El presidente empatizó con la docente a la hora de hablar de futuro. Recordó su época en la policía minera, que le trajo por Tormaleo y por varias de las explotaciones cercanas. «Entiendo qué supuso para este municipio y esta comarca, la minería. Comprendo la incertidumbre, la necesidad apremiante de buscar alternativas vigorosas para mantener la actividad económica. Es uno de los objetivos más importantes que tenemos para este año», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos