Ilas deberá depurar los residuos antes de verterlos al emisario

La Consejería de Infraestructuras ha modificado la autorización ambiental otorgada a Industrias Lácteas Asturianas (Ilas), en la que se obliga a depurar los residuos antes de verterlos al mar a través del emisario de Ceasa. La autorización permite a la láctea verter 876.000 metros cúbicos anuales y le obliga a revisar de manera anual la conducción que ya se colapsó en, al menos, una ocasión. Los ecologistas critican que éste trámite no se haya expuesto a información pública.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos