Dos informes confirman que las obras en el talud de la calle Clarín son «un riesgo»

Los vecinos señalan que los crestones no se eliminaron y la colocación de la malla tiene defectos.
Los vecinos señalan que los crestones no se eliminaron y la colocación de la malla tiene defectos. / B. G. H.

Los vecinos denuncian que la actuación «no cumple la sentencia». La empresa tiene cinco meses para adaptar la actuación al fallo judicial

BELÉN G. HIDALGO CANGAS DEL NARCEA.

La pesadilla no ha terminado aún para los vecinos de la calle Clarín. El pasado mes de mayo, una roca impactaba sobre una de las terrazas nada más iniciarse las obras para la estabilización del talud. «Dejaron de trabajar en el mes julio, por lo que entendemos que han finalizado; pero no nos han notificado fin de obra», explica José Manuel López, uno de los vecinos. «No cumple con la sentencia, no se ha saneado el talud, no se han retirado los escombros. Es una chapuza», denuncia Emilio Arbas, otro de los afectados.

Dos informes técnicos firmados por el arquitecto Antonio Couselo y el geólogo Guzmán Fuente confirman las sospechas de los vecinos. Según estos informes, la colocación de la valla presenta defectos y el recale del muro debería haberse efectuado en un longitud mayor a la ejecutada. Además, apuntan que al no haber eliminado los crestones, existen tramos de la valla donde la distancia entre los bulones es mayor a la debida y, en otros casos, las placas están en el aire. Concluyen que las obras son «ineficientes» y representan «un riesgo de seguridad para bienes y personas».

La parte demandada dispone de cinco meses ahora para adaptar las obras a la sentencia. «No nos cansamos de reclamar. A cada chapuza, seguirá un informe», advierten los vecinos.

Fotos

Vídeos