Infraestructuras promete acabar el saneamiento de Soto de Luiña en 2019

La asociación de vecinos pide a Lastra mejoras para el abastecimiento de agua, porque «cada vez que llueve sale color chocolate»

DAVID S. FUENTE SOTO DE LUIÑA.

El consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Fernando Lastra, se comprometió con la asociación de vecinos de Soto de Luiña a tener finalizado el saneamiento del pueblo en 2019.

Alcanzó el compromiso durante la reunión mantenida con el colectivo vecinal, en la que la agrupación le pedía conectar la mitad del pueblo a la red de saneamiento, así como ejecutar unos colectores que completen el servicio de esta villa, que ya cuenta con una depuradora camino de la playa. Los trabajos se harán, según explicó el representante vecinal, José Rodríguez, «a través de una partida bianual», por lo que una parte importante de esta red se ejecutará el próximo año y finalizarán las obras de conexión de las viviendas en 2019.

El representante de la asociación acudió a la reunión con el consejero porque «el Ayuntamiento no la hace, cuando tiene que dar soluciones a los problemas del pueblo», dijo.

Los residentes urgen al Ayuntamiento a «moverse» y mejorar la red de suministro

«Un depósito insuficiente»

Durante la reunión también se solicitó al consejero una solución para la red de abastecimiento de agua del pueblo, ya que «cuando llueve sale color chocolate» y calificaron de «vergonzosa» esta situación en pleno siglo XXI.

Fernando Lastra trasladó a los vecinos de Soto de Luiña que estas peticiones deben ser solicitadas a través del Consistorio, aunque reconoció durante la reunión que «es un asunto urgente». Desde la asociación vecinal explicaron que el actual depósito, de unos cincuenta metros cúbicos «no es suficiente», para abastecer un pueblo que llega a duplicar su población durante el verano.

Los vecinos propusieron soluciones para resolver un problema que también afecta a los turistas, que «no entienden que tras pagar por un servicio de hotel tengan que ducharse con agua marrón». Los residentes instan al Ayuntamiento a reunirse con el consejero para buscar una solución, como pueda ser la instalación de filtros o el aumento del depósito para evitar, así, un problema que «venimos sufriendo durante años», dijo José Rodríguez. «Soluciones hay muchas, pero hay que moverse», reclamó este vecino, quien se mostró «cansado de la pasividad del gobierno local, que no cumple con sus funciones». Subrayó que, por este motivo, se ha tenido que reunir de manera urgente con Lastra para poner sobre la mesa estos asuntos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos