Una jira multitudinaria pone fin a las fiestas de Puerto de Vega

Los romeros concentrados en el centro del pueblo, antes de partir en dirección a la playa de Frejulfe donde se celebró la jira. / D. S. F.
Los romeros concentrados en el centro del pueblo, antes de partir en dirección a la playa de Frejulfe donde se celebró la jira. / D. S. F.

El plan de seguridad mantuvo cortada cuatro horas la carretera Nv-2 que une la villa con Navia

D. S. FUENTE PUERTO DE VEGA.

Cientos de romeros se enfundaron ayer el traje blanco con pañuelo rojo al cuello y otro azul y amarillo a la cintura, tal y como manda la tradición, para vivir la jira que marca el último día de las fiestas de Puerto de Vega. Unas celebraciones que se trasladan a la playa de Frejulfe, a donde los romeros se dirigen caminando al ritmo de las charangas desde el centro del pueblo hasta lel arenal. Una vez allí, el plan es pasar el día con familiares y amigos, con el único objetivo de divertirse.

«Hubo más gente que otros años al coincidir en domingo», dijo el presidente de la comisión David Gion. Este año, por primera vez, la cita contó con un Plan especial de seguridad para evitar que vehículos de grandes dimensiones pudieran alterar la fiesta. La marcha de los romeros hasta Frejulfe mantuvo cortada la carretera Nv-2, que une la villa con la capital del concejo, durante cuatro horas. La jira fue el colofón a cuatro días de fiesta en honor a Nuestra Señora de la Atalaya. Para la organización, manifestó el presidente, «fue nuestro primer año al frente y no ha estado mal. El pueblo se volcó con nosotros», agradeció Gion, pensando ya en la próxima edición.

Temas

Navia

Fotos

Vídeos