Juzgan a nueve mineros por la muerte de un compañero

D. S. F. DEGAÑA.

La Fiscalía solicita un total de 22 años y medio repartidos entre nueve responsables de una explotación de Coto Minero Cantábrico, en Cerredo (Degaña), por el fallecimiento por asfixia de un trabajador leonés, R. O. R. de 35 años el 1 de agosto de 2011. El suceso tuvo lugar en una zona sin ventilación, en el interior de la mina.

En concreto, el ministerio fiscal pide tres años de cárcel para cada una de estas seis personas imputadas. Se trata del máximo responsable de la explotación, dos ingenieros y tres vigilantes. Para cada uno, solicita condena por los delitos contra la vida y la salud de los trabajadores, además de por homicidio por imprudencia grave.

Para los otros tres acusados, el delegado minero de seguridad, un picador y un ayudante minero, reclama un año y medio de prisión para cada uno por el delito de homicidio por imprudencia grave, al no haber señalizado que la zona que carecía de ventilación, pese a «conocían las más elementales normas de seguridad en las minas»., según añaden.

La Fiscalía sostiene, en su escrito de acusación, que el accidente se produjo debido a «una total descoordinación entre toda la cadena de mandos y a una falta de conocimiento de sus correspondientes atribuciones, lo que puso en riesgo la integridad física no sólo del trabajador fallecido sino de la de todos los presentes en la mina», asegra la Fiscalía en la acusación.

En cuanto a la responsabilidad civil, piden que los acusados indemnicen a la madre del fallecido con 100.000 euros y a cada hermano y su compañera sentimental con otros 10.000 euros. El juicio se celebra hoy en el Juzgado de lo Penal número 3 de Oviedo, a las 10.30 horas.

Fotos

Vídeos