Lastra se compromete ante los alcaldes a hacer cumplir el Plan del Lobo

El consejero Fernando Lastra, en la reunión con las alcaldes. / E. C.
El consejero Fernando Lastra, en la reunión con las alcaldes. / E. C.

«Actuaremos con el máximo rigor para hacer frente a una situación que sufren, sobre todo, los ganaderos», asegura el consejero.

BELÉN G. HIDALGO VEGADEO.

El consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Fernando Lastra, mantuvo ayer una reunión con los alcaldes de Vegadeo, César Álvarez; Villanueva de Oscos, José Antonio González; San Martín de Oscos, Javier Martínez; Santa Eulalia de Oscos, Marcos Niño; Pesoz, José Valledor; la alcaldesa de Villayón, Estefanía González, y el teniente de alcalde de Grandas de Salime, Javier Fernández. El objetivo de la misma no era otro que conocer de primera mano la situación del lobo en la comarca y cómo hacer viable su convivencia sin poner en riesgo los intereses del medio rural. «Se trata, en definitiva, de sintonizar con el problema y acceder a información veraz para poder así implicarnos en las soluciones contempladas por el Plan del Lobo», argumentaba Lastra, que estuvo acompañado por el viceconsejero de Medio Ambiente, Benigno Fernández Fano.

El encuentro se centró en plantear la problemática que los daños del lobo genera a las ganaderías y el conflicto que esta situación supone en las zonas rurales. Estos daños, en la mayoría de los casos no son contabilizados debido, fundamentalmente, a que los ganaderos dan parte a las compañías aseguradoras, pues es mayor la indemnización y su resolución es más rápida. La alcaldesa de Villayón, Estefanía González, señalaba que «parece que hay compromiso y voluntad por parte del Gobierno regional del nuevo consejero de solventar en la medida de lo posible la problemática actual de los ganaderos con los ataques del lobo».

El encuentro entre Lastra y los regidores, indicaron estos últimos, resultó «muy positivo». Marcos Niño, alcalde de Santa Eulalia de Oscos, subrayaba al término de la reunión la disponibilidad mostrada por el consejero para hacer cumplir el Plan de Lobo. «El cambio de actitud es evidente. Esperamos que efectivamente se cumpla lo acordado en dicho plan y que las batidas se ejecutan según se prevé», explicó el primer edil.

Fernando Lastra, por su parte, se comprometió a «actuar con el máximo rigor y sin restricción alguna para hacer frente a una situación que sufren, sobre todo, los ganaderos».

Fotos

Vídeos