Luarca reabre la plaza de abastos después de tres años cerrada por obras

La plaza de abastos de Luarca estuvo tres años cerrada por las obras de rehabilitación y ayer abrió de nuevo al público, aunque solo con uno de los once puestos que está previsto instalar en este espacio. Fue el de la pescadería Maruja, un negocio con historia que ha estado presente en la villa desde 1960.

Las obras y la gestión administrativa demoraron la apertura de la plaza durante casi un año, aunque muy pronto se prevé que se instale un nuevo puesto. Ya hay varias personas interesadas en poner su negocio en este lugar y el equipo de gobierno prevé que la ocupación supere el 50% este mismo año. Los adjudicatarios pagarán un canon mensual que se establece en función de la superficie útil del negocio. El precio varía de 50 a más de cien euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos