Memoria de las abuelas campesinas

Remedios Fernández, Ángeles Rodríguez, Flor Tuñón y Azucena Rivas, con ejemplares del libro. / D. S. F.
Remedios Fernández, Ángeles Rodríguez, Flor Tuñón y Azucena Rivas, con ejemplares del libro. / D. S. F.

Un libro recoge la historia de 27 mujeres del medio rural homenajeadas desde 1991La asociación que reúne a este colectivo reivindica el derecho a seguir viviendo en los pueblos

DAVID SUÁREZ FUENTE LUARCA.

Medio centenar de mujeres participaron ayer en la presentación del libro 'La abuela campesina', en el que se recogen las historias de 27 mujeres del mundo rural que desde 1991 han sido homenajeadas por las Asociación de Mujeres Campesinas de Asturias (AMCA). Se trata de una obra con la que se pretende poner en valor el legado de estas mujeres y su importancia dentro del mundo rural.

La presidenta de la asociación, Flor Tuñón, destacó los más de dos años de trabajo que han sido necesarios para sacar adelante este libro, cuya edición está financiada en un 75% por la Consejería de Desarrollo Rural. Tuñón anunció durante la presentación que «pretendemos que la próxima abuela sea de Valdés», instando a las socias a presentar candidaturas para el reconocimiento. «Ya toca ese concejo, porque la última valdesana fue en 2004», recordó. La concejala de Igualdad de ese ayuntamiento, Ángeles Rodríguez, manifestó su apoyo a esa propuesta y ofreció «toda nuestra ayuda para que el acto se celebre allí». Tuñón instó por otra parte a los jóvenes a que «luchen por sus derechos, tal y como hacen los jubilados por sus pensiones».

La representante de la asociación en Valdés, Azucena Rivas, reclamó «el derecho a vivir en el medio rural». Y coincidió con esa demanda la concejala de Igualdad, quien pidió más visibilidad para las mujeres que viven en el campo. La edil abogó por que «nunca haya diferencias entre los niños de los pueblos y los de la villa», pese a que «cada vez es más difícil» vivir fuera de los ámbitos urbanos.

Recuerdo de los familiares

Familiares de las tres abuelas campesinas de Valdés: María Fernández en 1993, Victoria Ángeles Suárez en 1997 y Marina Fernández en 2004, recordaron con emoción los homenajes que recibieron en su momento cada una de ellas. «Le hicieron sentirse protagonista por un día, algo a lo que no estaba acostumbrada», señaló Erundina Pérez, nieta de María Fernández. Remedios Fernández, hija de Marina Fernández, puso en valor la fortaleza de estas abuelas, que «sufrieron la guerra y la pérdida de muchos seres queridos». Añadió que además de una importante huella en el recuerdo de sus familiares, esas mujeres «nos han transmitido valores». Destacó que «trabajaron muy duro», en unos tiempos en los que «además de campesinas tenían que ser cocineras, costureras...». Todas estas labores vienen perfectamente recogidas en la obra de la profesora Ana Lobeto que recopila sus historias de vida.

Tras la presentación del libro se celebró una comida en el restaurante Villa Blanca de Luarca, en el que las socias y familiares de las diferentes abuelas compartieron anécdotas y comenzaron a plantear algunas propuestas de quién podría ser la próxima abuela homenajeada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos