Dos menores, heridos tras colarse en el circuito de karts de La Espina

El helicóptero aterrizó en las instalaciones para trasladar a uno de los menores al HUCA. / LA VOZ DEL TRUBIA
El helicóptero aterrizó en las instalaciones para trasladar a uno de los menores al HUCA. / LA VOZ DEL TRUBIA

La Federación de Automovilismo cree que accedieron a la pista, que no se usa para competiciones, con sus propios vehículos

BELÉN G. HIDALGO LA ESPINA (SALAS).

Dos menores resultaron heridos ayer por la mañana en un accidente ocurrido en el circuito de karts de La Espina, en el concejo de Salas. Uno de los niños presentaba varias fracturas en una pierna y tuvo que ser trasladado en helicóptero hasta el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). El otro menor, cuyas lesiones revestían menor gravedad, fue atendido en el lugar de los hechos, y posteriormente fue trasladado en ambulancia al HUCA. Según varios testigos, ninguno de los dos resultó herido de gravedad. Por el momento, se desconoce cómo sucedió el accidente, aunque según las primeras informaciones, todo apunta a que se produjo por un choque.

La Federación de Automovilismo del Principado de Asturias (FAPA) advirtió de que el circuito se encontraba cerrado y, al parecer, los menores habrían accedido a las instalaciones sin permiso.

Además, según ha podido saber EL COMERCIO, en circuito este año no se estaba usando para pruebas competitivas. Había quedado fuera del calendario de competición.

Las primeras hipótesis apuntan a que los menores habrían accedido al circuito para rodar con unos karts que ellos mismos tuvieron que haber llevado hasta allí, pues en las instalaciones donde tuvo lugar el accidente no se alquila este tipo de vehículos. El complejo, situado a once kilómetros de Salas y gestionado por la escudería Orbayu Competición, cuenta con dos circuitos. Uno es de tierra y cuenta con 1.800 metros de longitud para albergar pruebas de autocross. El otro, de asfalto, tiene un trazado de 530 metros para la disputa de otras modalidades como son el karting, los slaloms y el motociclismo. Las instalaciones disponen también de un amplio paddock -como se denomina a la parte trasera de los talleres- de 3.000 metros cuadrados, además de un bar y de un edificio de servicios para la escudería. En él, se disputaron pruebas que son puntuables para el Campeonato de Asturias, en sus respectivas modalidades.

Al conocer la noticia, la Federación de Automovilismo del Principado de Asturias hizo un llamamiento a los aficionados al karting para que utilicen las instalaciones adecuadas para la práctica de este deporte «sin necesidad de correr este tipo de riesgos en pistas que no están en uso».

La noticia del accidente hizo recordar en el ámbito del deporte del motor el caso del pequeño Gonzalo Basurto, el piloto de 10 años que falleció el pasado mes de abril en un accidente que tuvo lugar el circuito de La Morgal. El menor, de Medina de Pomar (Burgos), disputaba el Campeonato de Asturias de karts cuando en un entrenamiento su vehículo chocó contra otro y volcó para quedar después inconsciente bajo el coche.

Fotos

Vídeos