Las Mestas aboga por repoblar los ríos con salmones que se ceden para su reproducción

El pescador Pablo Pedregal devuelve un salmón al agua./
El pescador Pablo Pedregal devuelve un salmón al agua.

B. G. H . SALAS.

Hace tres años que el proyecto Arca vio la luz con la intención de repoblar el río Narcea utilizando aquellos salmones indultados por los pescadores para su posterior desove y reproducción. Para ello cuentan con la pertinente autorización de la Administración. «Tuvimos fallos propios de la inexperiencia, pero en el último año, desovamos catorce de los diecisiete salmones cedidos. Nos gustaría conseguir el 100%. Cada vez la gente cede más ejemplares», cuenta Enrique Berrocal, presidente de la asociación de pescadores Las Mestas del Narcea.

Divulgar esta labor de repoblación es el objetivo perseguido por el colectivo en la ponencia que impartirán en la Feria del Salmón que tendrá lugar los próximos 14 y 15 de abril en Cornellana.

Aunque defiende su labor en la recuperación de la especie, admite que no es la solución a todos los problemas. «Las repoblaciones funcionan. Se consigue un porcentaje de logro mayor que en la reproducción natural de la especie en el río», argumenta Berrocal. Ante los detractores de la repoblación, sostiene que el conflicto enfrenta a quienes optan por priorizar la variabilidad genética de los salmones en el río frente a una mayor presencia de la especie. «Si no se repuebla, los ríos se mueren», concluye Berrocal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos