«Los montes comunales son una pieza esencial para la ganadería», defiende Juan Luís Rodríguez-Vigil

«Los montes comunales son una pieza esencial para la ganadería», defiende Juan Luís Rodríguez-Vigil

El autor de 'La mitad olvidada de Asturias' aboga por ordenar estos espacios atendiendo los intereses de los ganaderos, «sus usuarios naturales»

EL COMERCIOGijón

«La problemática del medio rural es el olvido», sentenciaba Juan Luis Rodríguez-Vigil Rubio, expresidente del Principado y abogado, en la presentación de su libro 'La mitad olvidada de Asturias', una obra que analiza el pasado y el presente de los montes comunales en la región, así como sus dimensiones y su régimen jurídico. El acto tuvo lugar en la Casa de Cultura de Tineo donde el regidor, José Ramón Feito, destacó el interés del autor por el medio rural y los montes. Rodríguez-Vigil estuvo acompañado por Mercedes Cruzado, secretaria general de COAG, que le agradeció su defensa del sector ganadero: «no estamos acostumbrados, nos suele pasar lo contrario», criticó. Cruzado aprovechó su turno de palabra para enfatizar lo importante que resulta para el sector disponer de superficie donde desarrollar su actividad. Además, manifestó su preocupación por la prohibición de declarar las zonas afectadas por los incendios como superficie admisible para la declaración de la PAC.

Rodríguez-Vigil tomó la palabra para criticar la situación de olvido que impera en el medio rural, castigado por la despoblación y el envejecimiento y una falta de expectativas para las nuevas generaciones. «No se puede tratar igual a los desiguales porque se incurre en una discriminación manifiesta. Tendría que haber una prima para las empresas que hacen obras o prestan servicios en el medio rural. Sería la manera de evitar la desigualdad», expuso el expresidente regional instando al público a denunciar esta situación.

Tras realizar una radiografía de la realidad del medio rural asturiano, Rodríguez-Vigil entró de lleno en el contenido de su libro. «Hay que tomarse en serio los montes comunales. Son una pieza esencial para la ganadería», sentenció, tras recordar que en la actualidad se ha reducido el número de ganaderías, pero las existentes se han convertido en «empresas complejas que requieren espacio y que éste debe reordenarse en función de los intereses de los ganaderos, que son sus usuarios naturales». Acto seguido, ensalzó la figura de los ganaderos, «la columna vertebral del medio rural», e instó a las administraciones a trabajar en esta realidad: «ha llegado el momento de articular una política seria de apoyo a la población que ejerce una actividad en el medio rural».

«Asturias es de todo menos igual», apuntaba Rodríguez-Vigil. Por ello, considera que los Ayuntamientos han de redactar ordenanzas que atiendan las peculiaridades de sus respectivos montes. Los ayuntamientos, explicó, en los años cincuenta inscribieron en el Registro los montes que no eran gestionadas por ninguna entidad, pasando así a ostentar su titularidad. En 1985, la Ley Municipal acabó con el régimen patrimonial de estos montes, pasando a ser bienes públicos y correspondiendo su uso y aprovechamiento a los vecinos. Por ello, Rodríguez-Vigil, considera vital que las administraciones locales desarrollen ordenanzas pactadas con los usuarios del monte.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos