Navia saca a contratación por 1,5 millones el auditorio en el antiguo cine Fantasio

Vallas de obra en el exterior del antiguo cine. / E. C.
Vallas de obra en el exterior del antiguo cine. / E. C.

Las donaciones de Reny Picot y la fundación Cepeda Taborcías abaratan las obras, cuyo presupuesto rondaba los dos millones

BELÉN G. HIDALGO NAVIA.

Las obras que convertirán el antiguo cine Fantasio de Navia en un auditorio han dado un paso adelante. La Corporación municipal, reunida en Pleno, dio luz verde al proyecto de rehabilitación de este espacio, una de las grandes obras previstas por el Consistorio naviego que, sin embargo, no contó con el apoyo de la oposición, que optó por abstenerse en la votación. El nuevo auditorio estará unido por una pasarela con el Casino, que se convertirá en un centro cultural.

El presupuesto del proyecto del antiguo cine, que fue paralizado hace unos años, asciende a 1,91 millones de euros. Sin embargo, la rehabilitación del antiguo cine saldrá a licitación por un importe de 1,49 millones de euros, tras dos importantes donaciones realizadas por la compañía Reny Picot y la fundación Cepeda Taborcías. La primera aportará 348.000 euros para las butacas, la iluminación escénica y el equipamiento de sonido. Por su parte, la fundación Cepeda donará un proyector y varias pantallas por valor de 68.000 euros.

«Estamos profundamente agradecidos», subrayó el alcalde, Ignacio García Palacios, tras reiterar la importancia de estas aportaciones al proyecto, cuyo coste final se ha visto reducido en más de 400.000 euros respecto al presupuesto total de la obra, que se licitará en breve.

«El proyecto está hecho con muchísima calidad acústica», advirtió García Palacios, tras concretar que el auditorio, cuyas obras cuentan con un plazo de ejecución de once meses, dispondrá de 400 butacas. «Se realizará con cargo al remanente de tesorería. Se tramitará el crédito extraordinario correspondiente, que tenemos sobradamente cubierto», explicó el regidor. Además, matizó que «no es una segunda fase, es la subsanación de las complicaciones administrativas que paralizaron los trabajos».

Hizo referencia así al parón que sufrieron las obras en el antiguo cine, al detectarse que la actuación no cumplía con el código técnico en cuanto a insonorización. Tras valorar estos problemas, se determinó que este imprevisto suponía un sobrecoste superior al 10% del presupuesto. Por este motivo, según explicó el alcalde, «se rescindió el contrato hace unos meses y se paró la obra hasta que se realizó un proyecto que recogiese estas cuestiones y mejorase el anterior proyecto de cara a su licitación».

En este Pleno, además, se revocó el acuerdo sobre la denominación del espacio colindante con la estación de autobuses en El Ribazo, que llevará el nombre de Francisco Rodríguez García, y se renovó el reconocimiento de Navia como 'Ciudad Amiga de la Infancia'. También tomó posesión de su cargo la edil popular, Silvia Pérez Suárez. «Espero poder cumplir con los ciudadanos. Me pongo a su disposición. Ya estamos trabajando para atender sus peticiones», afirmó.

Temas

Navia

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos