Las obras del enlace de Cadavedo cortan un mes la autovía del Cantábrico

Las obras del enlace de Cadavedo cortan un mes la autovía del Cantábrico

La construcción de un muro para sostener el talud obliga a desviar el tráfico desde las ocho de la mañana hasta la una de la tarde

BELÉN G. HIDALGO VALDÉS.

La construcción de un muro para sostener el talud del enlace de Cadavedo obligan a cortar el tráfico durante cuatro semanas en la autovía del Cantábrico. Según hizo público ayer el Ministerio de Fomento, los cortes comenzarán mañana y se realizarán en horario de mañana: desde las ocho de la mañana a la una de la tarde todos los días de lunes a viernes.

Se trata de obras de conservación que, según ha explicado el propio ministerio, se desarrollarán en el lateral de la autovía, a la altura del enlace de Cadavedo, en el concejo de Valdés. Las obras consisten en la construcción de un muro de contención para sostener el talud ubicado a dicha altura de la autovía.

CORTES DE TRÁFICO

Duración
El plazo de ejecución de las obras es de cuatro semanas. Comenzarán mañana.
Horario
Los cortes tendrán lugar de lunes a viernes, en horario de mañana. Están previstos entre las ocho y la una.
Localización
las obras a realizar afectarán únicamente a uno de los carriles. Se levantará un muro de contención a la altura del enlace de Cadavedo.

Durante la ejecución de las obras, permanecerá cortado el tráfico en el carril derecho de la calzada izquierda, obligando a circular por el carril izquierdo. Ello obligará al corte del tráfico en el carril derecho de la calzada izquierda, que se desviará por el carril izquierdo.

«Son muy importantes»

Para el alcalde de Valdés, Simón Guardado, estas obras son «muy importantes pues es una autovía muy transitada», afirma. Añade que con la construcción del muro de contención, «se consolidarán esos taludes y ello supone evitar riesgos», concluyó el regidor

No son las únicas actuaciones sobre la A-8 a su paso por Valdés. Hace un año, en el tramo comprendido entre Cadavedo y Querúas se procedía a la rehabilitación del firme. Tras haberse puesto en servicio en 2007, se detectó un deterioro progresivo del mismo.

Dos años después de su inauguración se realizó un estudio sobre las causas de este problema. En 2012, el Ministerio de Fomento ejecutó un proyecto para reforzar el firme de la capa de rodadura. No obstante, esta actuación no fue suficiente para solucionar los fallos que presentaba la calzada.

A mediados de mayo del pasado año, se iniciaban las obras sobre el firme atendiendo el grado de deterioro del mismo. Se procedía entonces al fresado de las capas afectadas y a su reposición con mezclas bituminosas, reponiendo también la señalización horizontal, para hacerlo más seguro. «Siempre preocupó mucho este tramo. Habían quedado badenes tras su inauguración y se solicitó la reparación del firme», confirmó el alcalde de Valdés.

Fotos

Vídeos