El occidente se llena de fiestas

En la imagen superior, un grupo de hippies en el carnaval de La Caridad, en el Franco. Sobre estas líneas, a la izquierda, los peñistas celebran su día en Tineo, antesala de las fiestas de San Roque. Abajo, a la derecha, el público se deja llevar por la música de la Festa dos Frailes, en Villanueva de Oscos / B. G. H.

El buen tiempo permite a miles de personas disfrutar de un amplio programa festivo | El carnaval de verano irrumpe en El Franco y San Tirso de Abres mientras en Tineo calientan motores en honor a San Roque

BELÉN G. HIDALGO TINEO / EL FRANCO.

Los vecinos de los concejos de El Franco y San Tirso de Abres se han revelado al convencionalismo. Cualquier época del año es buena para disfrazarse y, en este rincón de Asturias, en febrero el frío merma su creatividad pero el verano duplica las ganas de fiesta, por lo que ambos municipios han apostado por celebrar el carnaval en pleno mes de agosto. Y ha sido todo un éxito.

Hippies, piratas, dioses griegos, caballeros medievales, princesas de Disney, músicos de un cabaret, entre otros, tomaron ayer las calles de La Caridad al ritmo de la charanga. Su destino no era otro que el Parque María Cristina. «A las dos de la tarde haremos un parón para comer. Hemos colocado unas mesas para que cada uno traiga su menú y podamos compartir mesa», cuenta la edil de festejos, Victoria Zarcero. Por la tarde, los niños disfrutaron de los hinchables y de otras actividades preparadas para la ocasión. También hubo premio para los mejores disfraces. El colofón a la jornada lo puso la fiesta de la espuma.

En San Tirso de Abres el carnaval empezó a las nueve de la noche. Juan Carlos Parapar, miembro del grupo de teatro 'San Tirso del Eo', que organiza esta primera edición, explicó que han querido «aprovechar que en el concejo hay el doble de gente que en invierno para celebrar esta fiesta. Lo llevábamos pensando hace unos años y esperamos que éste sea el primero de muchos». Como a este don Carnal no le sigue la Cuaresma, en la cena de hermandad no faltaron platos contundentes como el chorizo a la sidra, las truchas o los huevos duros. A este banquete se sumaron unas doscientas personas.

En Tineo, los más de 500 componentes de la treintena de peñas no han querido esperar al 16 de agosto para comenzar a celebrar las fiestas en honor a San Roque. A las seis de la tarde, en la céntrica calle Eugenia Astur arrancaba el recorrido de la sexta ruta de las Peñas por los establecimientos colaboradores. «¡San Roque ya está aquí!», coreaban los peñistas uniformados con sus polos de colores cubiertos de pegatinas, mientras escanciaban sidra al son de la charanga. No tardaría en dejarse oír por las calles de la villa el himno de San Roque que compuso hace dos años el músico Jorge Cambareli. Llegadas las nueve de la noche, las peñas se reunieron en la plaza del Ayuntamiento, el punto y salida de la tradicional subida nocturna al campo de la fiesta. Allí les esperaba una gran espicha que rematarían con la primera verbena del programa de fiestas cuyo día grande será el miércoles 16 de agosto.

En Villanueva de Oscos, la orden del Monasterio de Santa María lleva tres años organizando la Festa dos Frailes, una cita que Gustavo Sánchez, presidente de la asociación, define como «multicultural». El claustro y la sala capitular del Monasterio de Santa María se llenaron de ritmos de punk, folk, swing hasta sonó la música indostaní y el country americano. Un variado programa musical que contó también con un mercado medieval, talleres para niños, teatro y tiro con arco.

Fotos

Vídeos