Los pescadores de La Socala rechazan por unanimidad la veda durante tres años del río Esva

D. S. FUENTE TREVÍAS.

La asamblea de la Sociedad de Pescadores La Socala aprobó ayer por unanimidad rechazar la veda del río Esva, propuesta por la Consejería de Medio Ambiente, dentro del Plan de recuperación de esta cuenca. Los pescadores alegan que las capturas del salmón anuales «no llegan a quince». El presidente Gil Ramón Rico cree que la veda «acabará con el río», poniendo como ejemplo los ríos Porcía y Navia, «donde se prohibió capturar salmón y ha desaparecido». Este acuerdo, según se explicó en la asamblea, «no imposibilita llevar a cabo el plan de mejora del río», dijo el vicepresidente Emilio Fernández.

En la asamblea estuvo presente el presidente de la sociedad de pescadores El Banzao de Tineo, Pablo Osendi, quien explicó que la zona alta del río, donde desovan los salmones, «aumenta cada año, el Esva es un río que tiene una repoblación muy alta», situación por la que tampoco ve necesaria la veda durante tres años. En la reunión de pescadores se dio cuenta de la pérdida de 14.000 alevines tras la crecida del río en la noche del viernes: «Entraron muchos residuos a las balsas», explicó el presidente, quien culpa a los purines de lo sucedido.

La asamblea aprobó las cuentas del pasado año y el presupuesto de 2018 que asciende a 11.325 euros. Además, se hizo entrega de un trofeo al pescador del campanu del Esva en esta temporada, Pablo Fernández, que fue entregado por su padre, vicepresidente de la entidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos