Piantón tendrá su propia cofradía

Rodrigo Villanueva y José Ramón Iglesias, durante el bandeo de pendones en la localidad veigueña de Piantón. / FOTOS: DAVID SUÁREZ FUENTE
Rodrigo Villanueva y José Ramón Iglesias, durante el bandeo de pendones en la localidad veigueña de Piantón. / FOTOS: DAVID SUÁREZ FUENTE

El pueblo veigueño, que revivió el bandeo de pendones, contará con una hermandad, la de San Esteban, el próximo verano

DAVID SUÁREZ FUENTE PIANTÓN (VEGADEO).

La plaza empedrada de Piantón acoge cada Domingo de Pascua una de las celebraciones más antiguas de la comarca: el bandeo de pendones. Uno, blanco, sale por la puerta principal de la iglesia y otro, negro, aparece por la parte trasera del templo acompañado por la Virgen del Rosario. Su baile representa la lucha entre la vida y la muerte y ésta cede siempre ante la luz. Se representa, de forma metafórica, colocando la bandera negra en el suelo y, sobre ella, la blanca como triunfo del bien y de la vida eterna.

Con los pendones sobre el empedrado y bajo un silencio sepulcral, el párroco, Miguel Flórez, mostró la Custodia del Santísimo a los congregados y dio paso a la última parte de la celebración: la retirada del manto negro que cubría a la Virgen del Rosario.

La encargada de hacerlo fue la tapiega siete años Adriana Pérez, que se mostraba «muy contenta» por haber realizado esta tarea en el pueblo de su familia paterna. Vestida de ángel y sentada en un columpio suspendido de un arco floral despojó a la imagen de su luto al grito de «¡aleluya!», que fue repetido en varias ocasiones por la niña. En ese momento la suelta de palomas blancas dio paso a la celebración de la Resurrección en esta localidad veigueña.

Después, la Virgen, con el Santísimo, inició un recorrido por las calles de Piantón. Precedida por el pendón blanco, es una peculiar procesión en la que la Virgen se mueve de espaldas, mirando hacia el Santísimo, sostenido por el sacerdote, que acompañó bajo el palio a la procesión seguido por decenas de vecinos que acompañaron a la imagen hasta el puente romano. En la comitiva, miembros de la Asociación Cultural Charanga A Folixa de Vegadeo, que aportaron la parte musical, a golpe de tambor.

Se trata de una Semana Santa que «data del siglo XVII», según recordó Esteban Monteserín, uno de los organizadores, quien dio a conocer que «se está formando una cofradía», que llevará el nombre de su patrono, San Esteban, y que podría estar en marcha el próximo verano para la celebración de la fiesta del Sagrado Corazón.

Piantón pudo, de esta manera, resarcirse de una Semana Santa en la solo la procesión de ayer pudo salir a la calle debido al mal tiempo. El resto de los actos programados se llevaron a cabo en el interior de la Iglesia de San Esteban.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos